Make your own free website on Tripod.com

CONCIENCIA

CUENTOS DE UN CAMINANTE
Home
DESDE LEJOS
EL ARTE DE EXISTIR
CONCIENCIA
ASIA: EL CONTINENTE DE LA INSPIRACION
NACIENDO
SERES HUMANOS
DIARIO DE POLITICA MUNDIAL
CUENTOS DE UN CAMINANTE
NUEVOS CUENTOS
PENSAMIENTOS


Cuentos de un Caminante



CHAO AMIGO !!!

Le habían hecho una pequeña fiesta de despedida. Ya hacían 6 semanas de que él estaba yendo a una clínica siquiátrica para niños. Yo estaba trabajando ahí. Y por una razón que recién ahora se me está haciendo clara sentí un profundo afecto por este niño.

No puedo contarles todos los detalles acerca de su familia y todos los conflictos que habían en ella ya que ese famoso secreto profesional me lo impide. Pero ninguna cláusula legal o profesional puede impedirme el saber la verdad de que con ese niño pude sentir el dolor que había en su alma. Y como un rayo que traía de vuelta toda la energía, sentí igual que ese niño también había sido yo. La única diferencia estaba en que había cambiado el actor y el escenario donde se desarrollaba la historia, pero el drama del niño que tenía que pagar la culpa por lo loco y estúpido que se ha vuelto este mundo, bueno... todo era lo mismo.

La torta que le habían comprado era muy hermosa, estaba llena de dulces. Yo para variar me comí tres pedazos (la verdad es que estoy un poco preocupado porque este último mes he comido tanto que siento que el cuello se me esta hinchando y parezco no se qué cosa).

Ya todos habían comido y ustedes saben cómo los adultos se comportan cuando están con niños que necesitan mucho amor...Si, al final a nadie le interesaba lo que necesitaba este amigo, lo único que querían era comerse un rico pedazo de torta y así salirse un poco de la rutina del trabajo.

Vino su padre a buscarlo...todas las despedidas del caso. Caminar hacia la puerta. Yo me había dado vuelta y me iba a buscar un libro..."Nunca te voy a olvidar". Este amigo me dio un abrazo y me dijo esta frase tan hermosa. Yo fui a caminar un poco, y al rato las lágrimas habían empezado a aparecer en mi cara. Y mis pensamientos empezaron un baile.

Sin darme cuenta había ayudado a un niño a fortalecer la fe en sí mismo, y ahora me lo agradecía con cariño...pero como poder decirle algún día a este niño si lo vuelvo a ver, de que fue él el que ayudó a este niño que ahora escribe a poder creer un poco más cada día en sí mismo.

A lo mejor no lo vuelvo a ver nunca más, pero no importa, porque los niños andamos por todos lados y nos reconocemos porque queremos lo mismo.


EN EL CAMINO


Salió a caminar un rato porque se había propuesto caminar todos los días. En estas caminatas él aprovechaba de pensar, sentir y soñar un rato.

En esta última caminata se había propuesto que iba a pensar sobre la nueva conciencia que le había nacido. El encontraba muy agradable esto del poder caminar-pensar- sentir y a la vez ver los potitos tan ricos de estas suecas. Parece que a este país le dieron el regalo de las mujeres con el poto rico. Y fue un regalo muy democrático, porque todas tienen el privilegio.

Tomó el ascensor y entro en un mar de pensamientos y emociones. Había abandonado todo un mundo, todo un universo con todas sus leyes, símbolos, creencias, mitos, valores y empanadas muy ricas los días domingos. Pero ahora después de ese túnel que está hecho de angustia y dolor, él se daba cuenta de que había aterrizado en otro planeta.

Ahora era ciudadano de un mundo en el que estaba permitido el soñar, es más, era la orden de este imperio el que sus habitantes tenían que soñar, era el impuesto social.

En el medio de esta caminata le salió un pensamiento desde lo hondo de su estomago, decía así..." Que hermosa esta sensación de estar conectado con todo mi ser, puedo sentir que estoy vivo." Y siguió caminando sintiéndose tan fuerte que empezaron a aparecer esas fantasías de los gigantes de la edad antigua.

”Estoy solo aquí cerca del polo norte, pero no me siento solo. Estoy conectado a una fuerza superior que es infinitamente más grande que yo. Es la energía de la realidad de la vida. En esta nueva sintonía no existe la soledad tan llena de sufrimiento y desesperación porque he descubierto de que soy una parte más de algo que quiero llamar Cosmos." Este fue el pensamiento clave de esta caminata. Volvió a trabajar. A las rutinas cotidianas. Pero este amigo estaba en un baile interior que los otros no podían ver. Y se prometió a si mismo que al salir del trabajo se iba a regalar un rico paquete de dulces y chocolates por este hermoso día que había vivido.


LA BICICLETA


Había recuperado el hábito de andar en bicicleta. Muchos años atrás que lo había perdido. Fue en aquellos años en que él ya se suponía que debía convertirse en un adulto. La bicicleta era una forma de magia, en ella se podía sentir toda la furia del viento y el embrujo de la velocidad. Sentía que se iría a volar en cualquier momento, sobre todo en aquellos momentos en que se deslizaba por las bajadas a toda velocidad.

Era el momento de su existencia en que él estaba en contacto con los tres niveles de su conciencia, el cuerpo visceral - las emociones y el intelecto. Se sentía grande. Se sentía elegido por los dioses. Era el centro del Universo.

Pero la bicicleta en tiempos de dictadura era peligrosa. Porque bicicleta era lo mismo que volar con las emociones. Y lo más que hay que reprimir en una dictadura, (sea política - familiar - religiosa o lo que sea), es el sentir a fondo. Porque la emoción profunda es fuente de paz y libertad.

Le robaron la bicicleta. Quizás esta fue una conspiración de no sé quien para que este amigo dejara de sentir. Había que sumarse al resto, había que creer en lo que todos los demás creían.

Sin la bicicleta este amigo lo intentó, a veces en forma desesperada, por creer la utopía oficial que iba de lengua en lengua. Dolores de estomago, de cabeza, de espalda, de cuello, dolores de todo le recordaban al final de que él no había nacido para ser un propagandista de la masa. Su destino estaba unido a la bicicleta. Había nacido para sentir.

La rueda era el mundo. Y las dos ruedas eran para él como los dos mundos que llevaba dentro de sí. Todo giraba, todo se movía, y es por eso que le gustaba la bicicleta porque él estaba seguro de que ella entendía muy bien los secretos de la nueva física cuántica. La bicicleta sabia de que todo se trataba al final de un juego de energías donde el ganar o el perder no tenía sentido porque lo importante era el fluir libre de la energía.

Y ahora, hace una hora atrás, lo vi jugando de nuevo en una bicicleta. Estaba feliz saltando y sintiendo la vida que se movía por todas sus células de nuevo. Pero ahora ya era más viejo. Cerca de 15 años habían pasado. Había estado al borde de la muerte y la locura muchas veces, pero igual había sobrevivido porque la potencia de su espíritu era de esos grandes.

Andaba de nuevo conversando con la bicicleta. Espíritu y materia se habían vuelto a encontrar.

Y la rueda seguía girando.

UNA VISION


Y al salir del ascensor se puso a pensar en esta idea que lo está fascinando, el que la historia y la vida personal van de la mano. La visión profunda de la conexión de todo.

Lo que pasa es que recién ahora este amigo siente que su cuerpo está preparado para aceptar esta verdad verdadera que él la ha sentido desde que tenía 15 años. Ahora se siente preparado para aceptar esta verdad y construir su vida en base a ella. Ahora su estomago esta en paz con esta idea genial. Y ya no hay razón de salir arrancando frente a este rayo de sabiduría.

Se puso contento al darse cuenta de esto, y se invitó a sí mismo con mucha solemnidad a un rico vaso de coca-cola. Se sentía orgulloso, sabia de que había logrado algo importante. Había entrado a un club, a un club importante pero que no existía en ninguna parte. Pero se trataba de uno de los clubes más antiguos de la historia. No tenía un nombre preciso, ni mucho menos existía alguna ficha de afiliación. Pero lo sentía en todo su cuerpo de que le habían dado la bienvenida.

Mientras tomaba una bebida pensaba en toda esta tremenda ironía de que en la soledad se encontró con el todo. Y cuando antes estaba rodeado de gente se sentía perdido.

Ahora se sentía capaz de vivir en el desierto o en el medio de la Antártida o en el espacio, pero él sabía por dentro de que nunca más estaría solo.

Ahora había encontrado su huella. Y esta pertenecía a la huella de la historia. Ahora podía decir sin vergüenza de que su hermano mayor era el primer hombre o mujer que existió en este planeta tan hermoso, pero que grita de dolor porque lo dejen tranquilo aquellos que se han vuelto locos y ciegos.

Era un vaso de coca-cola que se tomaba con un aire sublime porque en la espalda de este amigo se estaban produciendo conexiones asombrosas. Todas ellas guidas por el dolor y la conciencia. Había descubierto de que su familia era inmensa, que su dolor y conciencia lo ligaban a toda la historia de este planeta. Que la vida era él y que él era una célula más del hermoso ser total llamado VIDA.

La bebida se estaba agotando, pero no quería comprar otra ya que se había propuesto ahorrar dinero. Pero lo que si quería hacer era el salir corriendo y abrazar a todos los que encontrara en el camino y decirles que los quería porque todos eran sus hermanos. Y ahí se largaba con sus sueños de siempre de lo hermoso que sería el que al menos por 10 minutos todos los días nos olvidáramos de todo esto llamado civilización y tuviéramos el coraje de volver a ser tan espontáneos y naturales como nuestros hermanos de hace millones de años atrás.

Y aquí es cuando él soñaba que lo primero que haría sería ir a un restauran que hay frente a su trabajo, ahí hay una mujer rubia grande-hermosa y con un...Bueno, mejor apago la luz, tengo que trabajar temprano mañana.


EN LA REUNION


Se había sentado recién en esa reunión donde se iban a tratar asuntos del lugar de trabajo y de los muebles que habían ahí. Pronto empezaron a hablar cosas que él consideraba sin substancia, y es más, le parecían tan difíciles de comprender. Por ejemplo toda esa media hora que se gasto ahí en hablar sobre si había o no que tener un solárium para el personal. Les veía las caras y había en ellas una furia y ansiedad como las que hay cuando se están discutiendo grandes temas que van a afectar la vida de millones de seres humanos. Pero no, ahora se trataba sólo de un solárium y unos cuantos cuerpos narcisistas que querían tostarse.

Estaba aburrido en todo este baile de palabras que no tenían ningún sentido para sus oídos cuando de repente apareció un pensamiento en su mente que lo estremeció y a la vez lo llenó de alegría, por fin estaba entendiendo lo que era el amor. El aceptar la identidad de la otra persona tal cual esta es.

Identidad y amor. Sintió como que se abría entre dos mundos enormes. Uno era toda su historia y todo lo culpable y triste que se sentía al darse cuenta ahora de que nunca había sido capaz de amar porque todo el tiempo había tratado de cambiar la identidad de la persona a la cual quería amar.

Sintió culpa, fuerte culpa. Y creo que pidió perdón.

El otro mundo era todo su futuro y toda la ilusión que había en él de que por fin iba a ser capaz de encontrarse con el amor. Y así descansar por primera vez en su vida y dejar de luchar aunque sea por algunos momentos.

Esta ilusión del amor lo llenó de alegría. Era ahora un hombre libre. Sabía ahora la meta. Le dieron ganas de abrazar a la sueca que estaba a su lado escuchando tan seriamente la charla sobre el solárium, pero mejor no lo hizo porque, ustedes lo saben, amor y solárium..." nada que ver "... (Frase de una madre de no sé quien pero que de todas formas no me gusta).

Hacían ya tres horas que había terminado la reunión. Y es seguro de que debe andar caminando ahora fascinado con la oportunidad que la vida le ofrecía de aprender a amar de verdad.


EN LA MAÑANA


Se había despertado cerca de las 5 de la mañana. Era el comienzo de un día sábado que lo había esperado con muchas ansias toda la semana.

A las 6 en punto sintonizó la BBC para escuchar uno de sus programas favoritos sobre la política mundial. Al cabo de un rato se encontraba metido en la lectura de un libro que había empezado ayer. "Gracia y el forastero", era un libro que había leído en su adolescencia pero ahora se daba cuenta (15 años después) de que no había entendido nada aquella vez, a pesar de que se sacó una muy buena nota en la prueba.

Ahora lo podía entender porque estaba abierto. Ahora vivía desde su alma real, él mismo era su alma real. Entonces ahora podía entender el sentido de la literatura. Comunicación. Una comunicación de aquello que es tan difícil (a veces imposible) de comunicar en el diálogo público habitual. Era un lenguaje que sólo el alma que estuviera en paz consigo misma podía entender.

Y lo vi llorar. Parecía un verdadero animalito que se acurruca sobre sí mismo pidiendo desde el fondo de sus células que le den un poco de amor. Lloraba-lloraba. El estomago se le movía. Pero lo irónico es que él estaba tranquilo en toda esa lluvia de lágrimas. No lloraba de pena...bueno sí...en parte. Pero sus lágrimas venían en su mayoría del saber de que había logrado lo que siempre creyó que era imposible. Ahora podía respirar tranquilo. Ahora el mundo y toda la literatura le daban la bienvenida.

Ahora podía vivir directo, ya no hacía falta el enredarse en una serie de pensamientos complicados- forzados y obsesivos para así protegerse del dolor y de la angustia que se escondían en su alma real. Ahora podía sentir el dolor directamente.

Y con su cara llena de lagrimas entendió de que este era el trato que le ofrecía la vida...Podía ser el mismo pero tenía que pagar el precio de volver a sentir el dolor que lo inundaba, con la confianza de que algún día este dolor bajaría a niveles mínimos que le permitieran gozar la vida como siempre lo ha soñado.

Y todo este episodio terminó cerca del mediodía en un restauran del centro donde se regaló unas hamburguesas turcas muy ricas. Era un premio que se daba por lo que había logrado a través de las lágrimas.

Y después de la primera hamburguesa volvió a soñar otra vez con el amor... (Y también con unos pantalones negros apretados muy ricos).


CON EL TÉ


Era el día de la navidad. El estaba sentado en su sillón favorito viendo un video de arte donde hablaba un pintor joven de Noruega.

Se había tomado ya su segunda taza de té a pesar de que se había propuesto el no tomar té porque había notado que lo ponían muy nervioso. Pero dentro de esta lucha interna que tenia con el té, él igual le encontraba algo positivo a todo esto. Sí, porque así él podía ver con la claridad de un espejo lo que por dentro estaba molestando a su alma.

Pero hoy era navidad. La gente comprando y comprando. Todos estresados porque se supone de que en una noche de paz todos tienen que estar histéricos, porque entonces no tendría gracia la navidad. A quién le interesa sentir verdadera paz hoy día cuando se supone de que hay que ser moderno al precio que sea?

Pero el video le seguía interesando. Ya no sólo los programas que podía ver en él, sino de que ahora le empezaba a fascinar la tecnología. Y veía todo el potencial de la tecnología para el desarrollo del alma. Nos podía ayudar a traer de vuelta al alma verdadera del fondo de sus ruinas de dolor donde se encuentra prisionera. La tecnología como el nuevo evangelio!

Mi amigo era complicado. Cuando vio este ultimo pensamiento en su mente sobre la misión salvadora de la tecnología, se llenó de alegría y fascinación. Pero al mismo tiempo y en el mismo instante le pareció este pensamiento una gran mayor estupidez. Algo que sólo los tontos podían creer.

”La tecnología no tiene nada que ver con el alma ", este fue el otro lema que cruzó su fantasía.

Otra vez mi amigo estaba atrapado entre dos visiones distintas y contradictorias sobre un fenómeno, ahora el infierno era la tecnología.

Su boca siguió disfrutando del té. A lo mejor hubiera sido mejor el haber visto los dibujos animados que se supone todos tienen que ver en este día.

El te-el alma-la tecnología...Qué diablos tenía que ver todo esto?

Mi amigo estaba buscando.


EN EL TREN


Lo vi que estaba sentado a unos metros míos, íbamos en un tren que por suerte llevaba muy poca gente.

Tenía los ojos cerrados, debe de haber estado meditando o tratando al menos de hacerlo. Parece que estaba contento porque había una leve sonrisa en sus labios que daban la impresión de relajo interior.

De pronto se sientan frente a él una familia muy joven, hombre y mujer entre los 30 años y tenían un hijo de unos 2 o 3 años. Era un niñito muy gordito, bonito y tenía esa cara de simpático que tienen casi todos los gordos.

Mi amigo y el niño se empezaron a mirar, y en ese idioma donde no existen las palabras, porque todavía no se necesitan, y además de que las sonrisas espontaneas son más fuertes que el más potente verbo que se haya o vaya a inventar algún día. En este idioma se comunicaron que ya eran amigos a pesar de que recién se habían visto y nadie los había presentado. Los niños no necesitan manuales de cómo hacerse de amigos, son sabios por naturaleza.

El niño empezó la conversación. Le mostraba a mi amigo un juguete que llevaba en sus manos, parece que era un automóvil de plástico. Daba la sensación de que quería regalárselo a mi amigo. Y este decidió no seguir con sus intentos de meditar y se concentró en los ojos de este niño y empezó a soñar con la vida que ahora estaba viviendo.

Le parecen ya increíbles estas ironías de la vida y de la historia. Sí, porque ahora ya se había convencido de que su historia personal era un cuento más que se repetía y se contaba en esta gran comedia cósmica que duraba por siempre, y donde él ya se había dado cuenta de que era un actor más.

Lo que lo impactó en ese momento fue el que él estaba por ese tiempo pasando por unos momentos de euforia porque su organismo le había empezado a comunicar que ya era un hombre libre. De que ahora de verdad había cortado el cordón que lo ataba con su padre y madre y que no lo dejaba volar hacia su verdadero destino. Ahora estaba en libertad.

" Bienvenido a la Vida! ", le gritaba su estomago. Y en este momento existencial veía él a un niño que empezaba otra vez todo el proceso de liberación, el cual mi amigo recién estaba terminando. Y fue en este momento de conciencia cuando mi amigo tuvo emociones en conflicto con este niño y sus padres jóvenes. Le salió del fondo un deseo de "Suerte" para este niño que recién se estaba incorporando a esta academia de teatro llamada "Vida". Que fuera feliz, que sufriera lo menos posible.

Y que estos padres jóvenes entendieran la voz del poeta árabe que un día gritó: " Tus hijos no son tus hijos Son los hijos de la vida”. Que le ayudaran a volar y no a enterrarlo.

Eran dos niños que se habían encontrado arriba de un tren. Uno había crecido, el otro recién había partido. La estación de destino había llegado. Los padres mirando el suelo. Los dos niños se sonríen. Mi amigo sale del tren contento. Había sido una grata conversación sin la menor palabra que pudiera entorpecer el contacto.

Una nueva estación esperaba a los pasajeros.


SOLO


Habían salido de la radio hace cerca de 10 minutos. Conversaban y conversaban. Tenían al parecer la misma edad, y además tenían en común el que eran un hombre y una mujer que soñaban con encontrar algún día a esa otra persona que uno cree que le solucionara para siempre el problema existencial de la soledad.

Al verlo a él, se podían notar esas mezclas que siempre lo perseguían, el que quiere aprovecharse de una situación rica con una mujer tener sexo con ella algunas veces y después seguir recorriendo el mundo. Y a la vez estaba la otra dimensión del dialogo profundo donde no había ningún deseo de sexo. Sino que el motivo era el sentarse para que así esas dos almas casi perdidas se pudieran abrazar a través de las palabras que salían de lo profundo.

El quería invitarla a alguna parte. Pero esto le hacía conflictos en su conciencia porque sabía que si había algo sexual entre los dos, entonces se acabaría toda esa amistad que había empezado a crecer entre ellos. La carne y el espíritu se habían empezado a revolver en las cabezas.

Hablaron en el tren de muchas cosas, a pesar de que el viaje era muy corto. Fue una despedida de abrazo, y " que te vaya bien!”. Y él, mi amigo, se fue otra vez con su propia realidad como sombra caminando a tomar el otro tren.

Se ha sentado sólo y otra vez está sumergida en esos pensamientos sobre la realidad de la soledad. Que es mejor entender, entre más temprano mejor, de que estamos solos. De que cada individuo cayo al mundo solo y se ira de el también solo. Y aceptar esta soledad como un peaje que la vida cobra por el derecho a existir.

La nieva se veía muy hermosa a través de las ventanas. Las casas altas y antiguas, todas pintadas de blanco se deslizaban una detrás de otra ante sus ojos. Ya no estaba triste por esto de la soledad. No, la había empezado a aceptar. Y es más, había tomado la decisión de sacarle partido a esta realidad real.

Pensaba amar y vivir a pesar de que ahora estaba consciente de que por más cálido que fuera el amor, después igual se iría hacia su destino caminando solo, con la única compañía de su propia voz interior. Pero ahora esta conciencia de su voz interior ya le estaba siendo suficiente.

Hace 15 minutos que ya llegó a su casa. Hummm! Que rico! Lo estoy viendo sacar un rico pollo asado que compró ayer y una copa de helado. Sí, se ha echado casi todo el pollo a la boca. Y así, mi amigo, otra vez ha vuelto a la soledad de su vida diaria. Pero este relato me ha hecho preguntarme el que pienso yo de todo esto de la soledad, la verdad es que me ha confundido este pensamiento.

Quisiera hablar con mi amigo pero él ahora no me ve…pollo-helado y una mano que acaricia una parte del cuerpo muy placentera, no, no me entenderia


EN EL TELEFONO


Pepe- " Sí, de eso se trata, del poder volver a las raices del sico-análisis. A la esencia de lo que fue ese genial movimiento de intelectuales y artistas revolucionarios. "

Claudia- " Pepe, esta idea es genial, porque si tu te fijas en los origenes de esta revolución todavía daba vueltas la palabra amor, pero hoy cuando uno la menciona en las reuniones y conversaciones con otros profesionales pareciera como que se ha dicho una gran herejía. "

Pepe- " Sí, es cierto. Y esto yo lo noto en las conversaciones con mis compañeros de curso. A todos les encantan esas feroces discusiones racionales sobre la ciencia o la política, pero si tu les dices de que porque mejor no hablamos de lo que sentimos por el amor o la falta de este, te quedan todos mirando como que te hubieras vuelto loco o maricon."

Claudia- " Qué rico poder hablar contigo ahora pepe oye, qué tienes que hacer ahora yo digo porque no te vienes un rato para acá. Yo estoy sola porque mi hijo se fue a pasar unos días con su papá. "

Pepe- " Ya! Que rico! Claudia, te voy a llevar ese video que te había prometido del documental de China. "

Claudia- " Vente luego y yo te espero con una sopa muy rica que preparé hace poco. "

Pepe- " Chao. "

Esta conversación la verdad es que nunca ha existido. Fue sólo una fantasía que mi amigo tuvo ayer cuando otra vez sintió esa fuerte necesidad de tener a una mujer con la cual compartir su vida y no separarse más de ella.

Pero ahora esta consiente, cada vez más, del conflicto que tiene con su enorme deseo y necesidad de ser un hombre libre. De ser la libertad misma. Y a la vez, esa otra necesidad igual de profunda de unirse en una simbiosis con una hermosa mujer que lo ame el resto de la vida.

Quizás esa Claudia del teléfono sea la misma mujer que ha estado viendo y soñando desde que era un niño muy pequeño. En realidad la ha buscado en todas las mujeres con que ha estado.

Sí, es cierto a lo mejor esta Claudia o como quiera que se llame no existe. A lo mejor sólo se trata del nombre e imagen que él le da a su ilusión de ser feliz.

Claudia- " Te gustó la sopa pepe?”

Pepe- " Sí, gracias, me siento tan bien aquí contigo"


LA ADOLESCENCIA EMPIEZA A LOS 30


Recién se ha tomado un café, de esos cappuccino de Italia que son tan ricos. Te acuerdas de esa vez que te invite uno? Bueno, cuento aparte.

Lo que les quiero contar es esta idea loca que se le ha ocurrido a mi amigo ahora al andar caminando por el centro de Estocolmo : De que ahora llegaba de nuevo a su cuerpo el alma de ese adolescente lleno de vida y genialidad que había dejado de existir desde hace ya 15 años.

Sí, precisamente lo que piensas, se había producido un milagro. Había ocurrido una resurrección. De la muerte había nacido la vida.

Y como símbolo de esta resurrección se fue a comprar uno de esos gorros de beisbol tan populares hoy en día. Es que este adolescente que había muerto, antes de bajar a esa tumba en la que en realidad no sé si estuvo muerto o en estado de coma, era un fanático del beisbol (y la verdad de que era bien bueno).

Cuando estaba comprando el gorro, podía yo escuchar los pensamientos que le nacían a este amigo " Ahora empiezo de nuevo. Por que yo no voy a tener la oportunidad de intentarlo de nuevo? Yo no soy culpable de todo lo que se me acusa. Se acabó esta guevada de sentirme culpable porque existo"

Era un gorro negro, le quedaba bien. Tomó un bate de beisbol que estaba cerca y empezó a hacer esos típicos movimientos de entrenamiento antes de jugar. Su fantasía se fue a Perú y ahí se vio jugando de nuevo, tal como creo que lo había hecho cuando era un niño. Claro está de que ahora se veía haciendo todas las jugadas bien y hasta le alcanzó la fantasía para pololear con una lola peruana que tenía un ya otra vez, córtala y concéntrate en lo que estas escribiendo.

Pero me dan ganas de quedarme en esas fantasías la lola peruana algo a empezado a moverse dentro de mí, ya llegará el verano sueco.

Pensaba que eran 15 años en los cuales realmente lo había pasado mal, terriblemente mal. Había muerto simplemente. Pero también había sobrevivido. Había estado muerto pero también vivo. Había ido al cielo y al infierno, y con el lujo de visitar aquellos paisajes donde no van los turistas se había quemado por el sol y el fuego. Era dios y el diablo al mismo tiempo.

A pesar de, quería mi amigo poder volver a reír. Quería volver a la época de las fiestas aunque ahora sólo fuera en su fantasía. " Claudia Dónde estás? Dónde te metiste? ”Aquella noche de sábado en que tenía 14 años y conoció a la Claudia. La invitó a bailar. 15 minutos después caminando los dos a 100 metros de la fiesta. 40 minutos después la Claudia retándolo porque este amigo le tocaba el poto a cada rato. Guauuuuu!!! Qué ganas tenia de que todo eso estuviera guardado en un video casete y meterse en el video y aunque la Claudia lo vuelva a retar pero que rico seria

”Sí, sí sé " (pensamientos de mi amigo consigo mismo) Si sé que esa Claudia no existe, aunque fue real, la Claudia que yo busco esta sólo dentro de mí. He vuelto a nacer. La muerte me ha hecho vivir.

Claudia si lees estos cuentos, llámame y si sabes de alguna fiesta en el lugar del mundo en que estés igual iremos y te tocaré tu potito tan rico y lo intentaremos de nuevo. "


NO SOLO DE PAN


Les quiero contar una conversación que escuché hace algunos minutos en un restauran donde me estaba comiendo una rica hamburguesa de Turquía.

Eran dos hombres de unos 40 años, los cuales se veían muy fuertes y seguros. Pero era el que se veía un poco mayor el que me llamó la atención por lo que estaba diciendo.

Estaban hablando de literatura y se veían muy entusiasmados por el tema. Uno de ellos daba datos sobre el tema, de que había leído a tal autor y algunos nombres de libros raros. El otro, en cambio, hablaba de lo que había sentido aquellas veces en que se había atrevido a escribir lo que lo obsesionaba por dentro. Le escuché hablar algo sobre unos sueños de juventud que nunca se le cumplieron, pero que todavía las imágenes le daban vueltas (sobre todo en la noche).

Y la conversación continuó por un buen rato. Pero yo me cansé y me retiré del local. Me habían confundido. Yo había ido ahí a disfrutar de una hamburguesa y resulta de que ahora me veía discutiendo dentro de mí de las mismas ideas que esos dos hombres extraños trataban de esclarecer.

Caminé por unos 15 minutos, y ya no había caso, la pregunta había entrado a mi mente y ahora amenazaba con no dejarme tranquilo hasta que le prestara toda mi atención: " Qué sentido tiene la literatura si no produce pan ni termina las guerras ni puede evitar la crisis ecológica?”

Son de este tipo de preguntas que a uno lo dejan helado y no se sabe si seguir caminando- mirar al cielo- rascarse la cabeza- hacer sonar los huesos del cuello o hacerse el tonto como si jamás este pensamiento hubiera sido verdad. Seguí caminando. Pero esta pregunta ya no me causaba tanto dolor como cuando aparecía algunos años atrás.

No, yo ahora sabia de que esta pregunta era cierta en el sentido de que la literatura no era omnipotente. Pero había una voz dentro de mí que me decía de que la literatura era amiga de un lugar sublime y sagrado de la conciencia humana, que aunque no produzca pan igual alimenta al espíritu.

Tomé el bus. Ya era noche.


UN ESPIRITU ARRIBA DEL PIANO


Se había decidido a aprender a tocar el piano. La música lo había llevado a sentir lo que se escondía detrás del espíritu de Mozart. Era algo que los árboles también sabían y lo sentían todos los días. Era el espíritu de los bosques que volaba apenas el piano empezaba a moverse.

Lo vi hace algunos días atrás en un supermercado, en la sección de música. Estaba escuchando los últimos discos que habían llegado a través de unos audífonos muy cómodos y con un sonido de lo mejor. Estuvo cerca de media hora escuchando música de las grandes civilizaciones, y sobre todo lo conmovió una música de la India. Era un tema muy antiguo, y la verdad es que lo estremeció en lo profundo.

La música de la India. La música de los Jaivas. Las dos le llegaban al fondo. Pero una venia de Asia y la otra de América. Pero el espíritu del bosque las conectaba.

”Hay algo escondido en esto de que hay tanta gente que viene a estos lugares a comprar música. El deseo inconsciente que está en el aire de usar la música para sanar y liberar al espíritu que se siente tan dañado y prisionero en esta época tan des-humanizante. "

Este pensamiento lo tenía mi amigo ahora que iba caminando hacia la ciudad antigua. Esta parado frente a un café que según dice un letrero es del siglo xv. Baja las escaleras. El ambiente está oscuro, sólo hay algunas velas. Pidió un café y se sentó en una pieza interior donde sólo había una pareja que se veía que estaban llenos de ilusión.

El primer sorbo de café lo sintió muy rico, y como siempre, lo sintió rebotar en el fondo y centro de su cerebro cosa que lo estimuló y excitó mucho. Eran los famosos orgasmos del café que tanto le gustaban.

Una mujer hermosa se había sentado al piano. Le quedaban los últimos aromas del café pero el piano venia ahora a reemplazar la excitación. Y la música era delicada, a veces como inexistente, pero el cuerpo la sentía fuerte. Y sintió que se iba. Salía de su cuerpo y se trasladaba hacia la famosa Edad Media. Y ahí él estaba jugando en esas calles tan llenas de fantasías y de pequeños negocios. Pasaban las carretas, los caminantes, los caballeros al estilo de los 3 mosqueteros.

Mi amigo se fue a caminar, quería ver todo, y buscar coincidencias con el mundo que había dejado recién. No había Mac Donald. No habían pantalones negros apretados. Los niños eran tan gritones como antes.

Y de repente, él se encontraba sentado en el mismo café, aunque ahora era toda una novedad. Y el gran espectáculo de esa noche iba a ser un concierto de piano, quizás con la reencarnación de la misma mujer hermosa que él había visto antes. Había mucha gente. Le sirvieron un nuevo café. Vino un nuevo orgasmo. SILENCIO !!! Mi amigo está a punto de despertar.

" Konichi Wa " ( Hola ). Sí, había despertado en una pequeña aldea del norte de Japón. Todos lo miraban como un objeto extraño que había caído de no sé dónde. Le invitaron comida. Lo veo ahora caminando al borde de un lago. Sonríe. No sabe muy bien donde está. Pero se siente bien. Se ha llenado de fuerza y le ha caído un nuevo deseo: Quiere aprender a tocar el piano.

Tiene la sensación de que en algún momento de su existencia había pensado lo mismo.

Un espíritu se movía por los bosques del Japón.


Continua
COMBOS...NIÑOS Y UNA ROSA
Recién se había sentado en la sala de conferencias. Sí, es cierto, al entrar ya le habían caído algunas lágrimas.

Es que había venido mi amigo a una conferencia sobre los niños y él estaba en un momento de fuerte contacto con su niño interior que había vuelto a la vida y quería vivir todo lo que fuera posible.

Sentía en todo su cuerpo de que había empezado a trabajar por los niños del mundo. Y su niño interior le saltaba de alegría y entusiasmo. Se había despertado un Robín Hood dentro de mi amigo.

La sala se estaba llenando. Muchas más mujeres que hombres. Su niño interior le gritaba de que se necesitan muchos más hombres para que ayuden a los niños a bailar en esta danza que llaman Vida.

Ya han pasado 4 horas de diferentes discursos y mi amigo se está aburriendo. Esperen, ruidos fuertes algo está pasando. Las cabezas se mueven. 5 niños han entrado a la sala. No tienen armas de fuego, pero sí palos y piedras. El más grande de ellos ha tomado el micrófono y estas son algunas de sus palabras..." Hasta cuándo se van a entretener con estos discursos tan bien ordenados y de buena gramática? Cuándo van a entender que lo que necesitamos los niños es amor directo? Ustedes están haciendo lo mismo que se hace en las misas, se dan la mano como símbolo de paz pero al salir de la iglesia nunca más se saludan.

QUEREMOS QUE NOS ABRAZENVIVAN LOS NIÑOS !!! "

Entraron dos guardias llenos de músculos y pescaron de las mechas a estos cabros chicos, y en un par de segundos los habían sacado de la sala. Y al niño que se había atrevido a hablar lo habían llevado a una sala especial y yo pude ver el cachuchazo que le dieron y esos gritos de..." cabro de mierda mal educado. "

”Disculpen la molestia, honorables invitados, pero para que se olviden de este incidente les tenemos preparado un coctel con el mejor vino. Después tendremos la oportunidad de escuchar al senador de la república, El Honorable quien nos ilustrará sobre la fantástica tradición demócrata de la república y el ejemplo de respeto legal que históricamente hemos tenido hacia los niños. "

A mi amigo le empezó a doler el estomago. En su mente aparecieron los mismos pensamientos que una vez tuvo cuando le escribió una carta a Jesús. Las ganas de destruir todo ese formalismo carente de esencia, falto de la substancia vital que en algún momento de la historia inspiró a los grandes del espíritu a crear diversas instituciones con la enorme fe de que estas ayudarían al desarrollo de la humanidad. Pero ahora era la época de las instituciones vacías, donde la metafísica era un atentado a la ideología oficial. La ideología de las cortinas, de que los muebles se vean bien, de que los " niñitos " se porten bien y no se ensucien, de que los adultos muevan las cabezas como la vacas sin jamás atreverse a expresar lo que sus espíritus les gritan desde el fondo.

Se habían comido ya dos hamburguesas cada uno. Mi amigo andaba con plata, así que los invitó a estos 5 niños lo que quisieran comer. El más grande de ellos, se llamaba Alberto, era el que estaba más picado de todos porque le habían dado las cachetadas más fuertes aquellos guardias que representan la " Buena Moral”. Pero después de 3 hamburguesas y dos helados se calmó, y él y sus amigos empezaron a preguntarle todo tipo de cosas raras a mi amigo.

La noche ha llegado, se apaga la luz, mi amigo entra al reino de los sueños. Alberto había crecido, pero el guardia había vuelto a su niñez y en estas locuras de la vida era ahora el mismo guardia bueno para pegar cachuchazos el que estaba hablando y suplicando las mismas cosas que un día Alberto gritaba al aire. Alberto sintió unas ganas terribles de vengarse y golpear a este " ex- guardia " hasta que le suplicara perdón.

Pero algo extraño está pasando ahora, sí, de los músculos más duros y perversos del cuerpo de este guardia está apareciendo una hermosa niñita que no sé su nombre (pero no importa). Con sus pequeños dedos esta acariciando al guardia la niña crece y vuelve a entrar a esos músculos. Una rosa ha nacido en la frente del guardia.

Amanece. Mi amigo viene, pero antes lo abrazan Alberto y el guardia con su rosa iluminada.

Han empezado las noticias, todavía hay guerras, corrupciones, grandes conferencias, y mucha propaganda entre medio. Siento el aroma del café.


DOS TIPOS RAROS

Era una vez una novia que trataba de actuar que era la mujer más feliz de la tierra. Pero su cuerpo decía otra cosa.

Todos los invitados también estaban jugando a esto de quien era el más feliz de todos. Y el mozo venia y venia con esos platos ricos. Creo que él escondía algo de real alegría, quizás porque él estaba ahí por algo bien concreto que no tenía nada que ver con la novia, plata extra.

Pero la novia trataba de bailar, pero sus pies no sincronizaban con la alegría que se suponía que tenía que haber en todo ese lugar. Se parecía más bien a un desfile militar en el que todos tenían que seguir las ordenes formales e informales que se habían dado. Pobre de aquel que se atrevería a desobedecer. Sería condenado al reino de los mal-educados.

Yo, que estaba sentado en una esquina, me había comprado el día anterior uno de estos aparatos electrónicos tan raros que abundan hoy día. Es una computadora muy pequeña que permite (dadas ciertas condiciones) leer el pensamiento. Esta máquina es muy útil cuando el cuerpo muestra señas de profunda descoordinación con los pensamientos. Y la novia ayer estaba en esa situación.

Estaba pensando en su amor que estaba en otro país. El cuerpo le decía que ese era el amor de su vida. Sus pensamientos la obligaban a esta novia a que jurara que estaba muy feliz. Pero el amor estaba en otra geografía.

Y parece que la comida también podía percibir toda esta farsa, porque hasta los platos quedaron con hambre. 2 horas habían pasado, y a pesar de la música y la bulla, el silencio gris había ya empezado a dar vueltas en forma definitiva en las caras de los invitados. Parecía que la desilusión golpeaba otra vez. A lo mejor todos esos invitados habían ido ahí con la esperanza de encontrar el amor real de una vez por todas.

Los cuerpos duelen cuando les falta esta medicina tan sabrosa del amor. Una noche más de aburrimiento. Ay! Pobre novia. Tengo que decir, eso sí, de que todos estaban muy elegantes, las mujeres con esos collares que ellas creen de que las hacen ver distinguidas... (Pero a mí me recuerdan más esas imágenes del campo y las vacas con sus campanitas) y los hombres estaban todos con unos ternos y corbatas muy elegantes. Caras largas, aire aburrido, mucho más trago que amor en el local. Que lastima que no hay negocios cerca donde se puedan comprar algunas cajas de amor del bueno. Por qué a ningún empresario se le ha ocurrido el vender amor en tarros de conservas?

Pero…Y quienes son estos tipos tan raros que vienen entrando al salón ?... (Escucho decir a una vieja que está a mi lado).

Ella es morena, fina, se ve muy segura. Sí, me ha excitado. Aparecieron algunas fantasías de esas que se me aparecen cuando estoy solo y el sexo empieza a golpearme la puerta. Irradia algo esta mujer.

El es patético. No tiene corbata. Tiene aspecto de esos músicos locos de jazz. Parece descoordinado, algo extraño. Pero reconozco que hay algo especial en este tipo.

La gente mira, la gente pela. Se sientan esos tipos raros. El un poco tieso. Ella actúa mejor. Comienza la comida. Caras tiesas. Brazos con tenedores también tiesos.

Media hora ha pasado y les he contado ya 3 besos, y uno de ellos de esos largos y jugosos. Las caras empiezan a moverse en dirección de estos tipos raros. Se ven contentos. Me gustaría estar cerca de ellos para escuchar qué diablos están hablando, debe ser algo muy interesante porque parece que cada 40 palabras o se hacen cariño o viene el beso como premio. Al lado de ellos hay una señora un poco gordita que los mira con una cara de idiota mejor no sigo con eso.

Más besos y más abrazos. Parece que van a tomar aire.

Han vuelto. Y abrazados. La fiesta sigue aburrida y no hay rastros de amor, ni siquiera entre los novios. Pero estos dos tipos raros siguen haciéndose cariño.

He sentido ganas ahora de yo ser él. Me gustaría acariciar a esta mujer. Desnudarla. Penetrarla. Que afortunado es este tipo. Sí, me he dado cuenta de nuevo de toda la soledad en que estoy al ver a estos tipos raros darse amor de una forma tan especial. El contraste de mi caminar solo ha salido al aire. El amor que veo en ellos descubre mi ansia de cariño y, a lo mejor, de que alguien me de comida en la boca como ahora ella lo está haciendo con este tipo que empiezo a odiar... (Creo que la envidia me está buscando).

Veo viejas gordas e histéricas dando vueltas... (Y no puedo decir hablando porque ofendería al idioma, gritando suena mejor).

Se ha hecho tarde. Los tipos raros parece que se van. Dicen chao como lo hacen los niños, no importándoles si los van a reprobar después. Se abrazan. Dónde irán ahora? Vivirán juntos?

Me dieron ganas de seguirlos. No, no para hacerles daño. La verdad es que estoy tan solo que sería capaz de darlo todo esta noche por ser él. Ser yo quien este abrazando a esta morena tan hermosa. Ser yo quien tenga el placer de sus caricias.

Pero no, este tipo raro se la llevó.

Viejas pelando. Se unen más viejas a pelar.

Sentí ganas de ser poeta ahora. Es que he sentido recién de que parece que estos dos tipos raros fueron el amor mismo que uso sus cuerpos para venir a dar una vuelta a esta fiesta para poder inspeccionar si la boda era de verdad o no.

Como el viejo pascuero que trae regalos...Dos tipos raros que ya se fueron...Sí, algo me dejaron...la ilusión del amor.


DESPUES DEL FORO...UN ARROZ

Habían pasado ya cerca de 48 horas del foro en que mi amigo estuvo invitado. Había sido un intento de intelectualizar el futuro que tiene la sociedad actual. Mi amigo sentía que había hecho un aporte importante al hablar sobre la dimensión invisible y no-racional de la vida.

Hoy en la mañana se había sentido bien. Estaba relajado, y la verdad es que estaba orgulloso de lo que había dicho en aquel foro. Pero no sé por qué razón vinieron a su mente cerca del mediodía aquellos debates donde podía ver y escuchar a aquellos racionalistas que trataban de destruirse mutuamente con sus discursos llenos de profunda lógica y veneno narcisista.

Mi amigo quería hablar, tenía muchas ganas de que lo invitaran a muchos foros. Pero él quería hablar del alma, del amor, del dolor, de la esperanza, de que Jesús y Buda hablaban de lo mismo...mi amigo quería hablar de lo que su corazón le dictaba.

Pero como ustedes saben, hoy está prohibido hablar de lo que es real. Hay que hablar de ficciones, de necesidades que no necesitamos.

Mi amigo se sintió solo otra vez, pero lo vi tranquilo.

" Hola!!! A dónde vas? ”Se abrazaron con dos besos en la mejilla. Ella estaba muy linda. 20 minutos que ya están viajando en el tren, y las palabras fluyen (sospecho que algo de amor químico a primera vista está sucediendo aquí).

Mi amigo se ve muy seguro hablando con ella. Aunque yo estoy a algunos metros puedo sentir igual las reacciones químicas de sus cuerpos. Estos cuerpos querían apretarse, triturarse...porque esto es el amor...un intento de destruirse para así poder encontrar la perla sagrada que está en el centro secreto de cada hombre y mujer.

Mi amigo quería que ella lo abrazara, pero al niño inseguro y asustado que estaba delante de ella. Eso de la seguridad era en realidad sólo una máscara.

Y ella detrás de toda esa imagen tan hermosa, también no era más que una niña muy insegura e igual se moría de ganas de que mi amigo la invitara a su casa y le hiciera mucho cariño pero que no le pidiera sexo porque ella había buscado el amor de un hombre que simbolizara al amor que nunca tuvo de su padre que en el fondo nunca le confirmó aquella profunda necesidad de su alma de que le aseguraran de que era real el que ella existía, que no era un chiste, sino que un ser humano real y además una mujer hermosa.

Están ahora sentados en un restauran chino. Ella le está preparando con cariño un plato que se ve muy rico. Son estos platos que combinan 4 tipos de comidas. La verdad es que el alma de mi amigo salta de alegría cada vez que entra a uno de estos restaurantes chinos.

" Crees en el amor? Pero no me digas lo que se supone que hay que decir, quiero escuchar lo que da vueltas alrededor de tu estomago."

”La verdad es que toda mi vida he estado ilusionada con esto de poder encontrar un amor de verdad que me pueda dar una satisfacción real. Pero todo el tiempo mis relaciones de pareja han sido verdaderas pesadillas en las cuales lo menos que sentí fue satisfacción. "

Palabras como esta fueron trasmitiéndose con ese cariño y alegría que es tan especial cuando dos almas que caminan llenas de soledad de repente se encuentran y se llenan de ilusión de que en la otra persona está la clave para nunca más sufrir.

El arroz se sentía tan sabroso con esta fiesta en que las células de sus cuerpos se encontraban en la sinopsis del enamoramiento.

Y si hicieran muchos foros sobre el amor...a lo mejor los chinos se harían ricos?


UN MONJE Y UNA CONCIENCIA

”Freud y Jung son muy importantes, ellos hicieron un gran aporte a la real comprensión de lo que es la libertad síquica del ser humano. Pero ellos sólo han marcado el comienzo. Ustedes tienen que mirar y estudiar lo que nosotros tenemos aquí. Creemos haber logrado un profundo conocimiento de lo que es la conciencia humana. "

Estas son las palabras que un monje budista le había dicho a una sicóloga del norte de Europa.

Hoy en la mañana yo estaba sentado al lado de mi amigo, quien estaba muy entusiasmado en esta conversación con una mujer que a pesar de su edad era bastante atractiva. Tenía el pelo colorín y era de estas mujeres con las cuales uno se imagina que deben ser juguetonas y exquisitas en ese rectángulo de placer (a veces de insomnio) llamado " cama”.

Ella le contaba la historia de su viaje a la India donde tuvo la oportunidad de visitar un templo budista. Mi amigo al escucharla también estaba pensando en aquellos años del colegio donde había practicado Yoga con un profesor de Santiago que lo impresionó mucho, sobre todo por la fuerza que se reflejaba en su mirada.

Mi amigo en aquellos años de Yoga andaba en busca de un modelo de cómo ser persona y adulto. Y a los 15 años le fascinó la figura del místico que viajaba enseñando la verdad de la luz que habitaba en cada alma.

El monje budista de la India que se había fascinado con los escritos de Jung y un adolescente que estaba lleno de idealismo y confianza de que era posible cambiar el mundo. Y para variar, el catalizador de conexiones era una mujer. Sí, ahora estaba apareciendo la imagen clara del porque se decía en la literatura mística de que la conciencia tenia nombre de mujer.

La mujer daba la vida. Ella sabía lo que eran los procesos que daban creación a la vida. Los nueve meses eran un espejo fabuloso de como la vida se generaba a si misma a lo largo de todo el universo. Había una pequeña criatura que lo necesitaba todo para su sobre-vivencia. Y había una mujer llamada madre que era la conciencia intuitiva que la podía entender a la menor señal que esta criatura diera.

Una conciencia que estuviera despierta tenía la misión de ayudarle a esta criatura a que con el tiempo ella también pudiera despertar a su propia conciencia para que le iluminara su camino y a la vez tuviera la fuerza y el coraje de ayudar a prender las antorchas a aquellos que sienten el peso de la esquizofrenia del mundo sobre sus hombros.

EN EL DIA DEL LIBRO

Estaba sentado en su sillón favorito escuchando un programa de radio que hablaba del proyecto de tener una moneda única en todos los países de la Unión Europea.

Mi amigo estaba escuchando con mucho placer porque participaba un periodista al cual admiraba mucho, en su voz se notaba el conocimiento que venía desde su ser real y no era sólo algo intelectual como se puede ver en la mayoría de los políticos hoy en día. El alma de ese periodista era la que estaba hablando. Y esto llenaba de alegría al alma de mi amigo.

De repente se le ocurrió la idea de ir a dar una vuelta al centro. Se acordó de que hoy era " el día mundial del libro”. Y se puso contento con este pensamiento. Se imaginó que habría una fiesta en la biblioteca, mucha gente, pantalones negros apretados de esos ricos y todo el mundo muy simpático. Y él conoce a una mujer muy bonita de unos 40 años que era muy interesante, era una filósofa.

Mi amigo debe de haber estado unos 2 minutos en estas fantasías cuando de pronto se enojó y aparecieron otras imágenes.

Eran aquellas de cuando él era un adolescente y criticaba con tanta fuerza el que la gente celebraba las fiestas folklóricas de la manera más inconsciente que se pudiera uno imaginar. Según el consejo popular la mejor forma de celebrar estas fiestas era el tomar la mayor cantidad de vino para así perder la conciencia. Eso era ser patriota.

Y para la navidad había que ser el más capitalista de todos, así se era más espiritual.

Sí, es cierto. Estos pensamientos le produjeron muchos problemas a mi amigo. Caminaba y caminaba, cuando era un adolescente, lleno de rabia porque no encontraba a nadie que lo entendiera de verdad.

El quería al folklor, lo amaba de verdad, pero él quería que fuera un acto consiente. Que supiéramos lo que estábamos haciendo para que así se llenara de sentido e inspiración. Y entonces el cuerpo lo podría sentir con toda su plenitud.

Y ahora sintió rabia con este famoso " día del libro”. Es que se trataba otra vez de una de estas fiestas inconscientes. No había cosa que le molestara más que eso de cuando la gente iba en masa a hacer algo porque a alguien por ahí se le ocurrió de que tal día era el día de..." Las Gallinas que se Refriaron por la Tarde”. Y todo el mundo corría a mostrar sus gallinas y las boletas que indicaban toda la plata que habían gastado en remedios para que estas pobres gallinas no se murieran.

Cuando mi amigo escribió esto me dio risa, y me tuve que tapar la boca porque no quería que él me viera.

Hubieran visto ustedes la cara que tenía cuando se le venían esas imagines de adolescente incomprendido por todo el mundo.

El quería que el libro fuera parte cotidiana de la vida de las personas.

Se acostó temprano ese día. En la cama se puso a leer una biografía del líder palestino Arafat. Sentía una profunda admiración por este líder y su carisma tan especial. Había algo de mágico en Arafat que inspiraba a mi amigo. Cada vez que ve su foto se le vienen a su mente aquella entrevista que vio hace algunos años atrás en un canal de tv norteamericano. Fue una entrevista de esas que dejan huellas.

Y al levantarse al otro día, siguió leyendo esa biografía. Y de nuevo volvió a encontrar en esas páginas rastros del fenómeno de la auto-conciencia. Porque algo muy profundo pasa en los seres humanos cuando se vuelven auto-consientes. Y mi amigo se imaginaba todas aquellas veces en que Arafat había estado al borde de la muerte. Y es aquí donde está la clave de la auto-conciencia.

El encuentro cara a cara con la muerte hace despertar dentro de nosotros lo que realmente somos. Y desde ese momento clave de la existencia, uno empieza a hablar de los Seres Humanos- del amor- el perdón- el dolor- la paz- la justicia y un montón de otras cosas que hacen que la percepción de la vida cambie radicalmente.

Mi amigo quería ahora leer muchas biografías de aquellos hombres y mujeres que admiraba y con los cuales se identificaba. Había algo mágico en las lecturas de biografías, nos ayudaban a confirmar la esencia común que compartimos los seres humanos.

La increíble verdad de que compartimos el mismo sueño, aunque nuestros caminos parezcan diferentes.

Ya se le había pasado la rabia por eso del día del libro. Y se propuso que desde hoy, que no es ningún día del libro ni de la cultura, él iba a darle homenaje al libro. He iba a llevar en su mochila algunos ejemplares de su primer libro para regalarlo por ahí.

Había una música de Mozart sonando de fondo su nombre era " Allegro Vivace”. Y un cappuccino lo esperaba. Había sol... Había esperanza...Parece que todo volvía a empezar.


UN DEBATE Y UNA PLAYA

Eran cerca de las 4 de la tarde y mi amigo tomó el bus para ir al centro de la ciudad.

Se sentó en el medio y se propuso reflexionar algunos minutos sobre un debate que recién había escuchado en la radio estatal. Se trataba de la inteligencia y la pregunta era hasta que punto estaba condicionada por la genética.

Vi que este debate le había provocado, no un dolor de estomago, pero sí que le había movido su estomago. Es que se trataba del tema y realidad biológica y ya era el tiempo de que el humanismo se reconciliara con la biología. El problema está en que son tantos los prejuicios que repletan a estos dos mundos. Y como dijo hace algunos días un amigo de mi amigo" es más fácil destruir un átomo que un prejuicio."

Cosas como estas reflexionaba cuando de pronto la ve otra vez. Sí, ella estaba subiendo al bus. Era tan hermosa! De esas mujeres con que mi amigo ha soñado desde que lo conozco. Iba con un pantalón verde y una chaqueta amarilla (sus colores favoritos). Era rubia, pelo corto, sí tal como en aquellos sueños que yo le conocí cuando él era sólo un niño y se había enamorado de una compañera de colegio que hasta el día de hoy sueña con volver a encontrar.

Se está parando de su asiento, y camina muy lento hacia la puerta trasera, mi amigo la mira en real estado hipnótico. Ella también lo mira. Química directa de los ojos. Cuánto habrá durado eso ?...2-3 segundos? No importa, mi amigo sintió el contacto que se produjo. Acuérdense de las locuras del compadre Einstein sobre el tiempo y la percepción de la realidad.

El bus está de nuevo en marcha. Ella camina hacia su refugio. Mi amigo en el mismo asiento tratando de seguir con sus reflexiones sobre la inteligencia, pero el niño enamorado que llevaba por dentro no lo dejaba tranquilo. Y se puso a soñar que ella lo invitaba a su departamento, que se declaraban amor y así, por esas cosas de magia, se declaraban que nunca más estarían solos, de que eran las metas que sus pies tanto habían buscado.

Me dieron ganas de pegarle un combo a mi amigo, porque además de que había que bajarse y el tren estaba por partir, yo quería seguir escuchando aquellos pensamientos sobre el debate de la inteligencia. Me había interesado bastante porque yo también creo que es hora de que la biología entre al juego y la estudiemos y tomemos muy en serio.

Pero él se bajaba ahora del bus con esos pasos lentos capaz de irritar al más santo. Va llegando a una escalera de bajada, pero él va mirando el cielo como si fuera un espía de la Nasa en busca de no sé qué bueno, la verdad es que sé de qué.

Ha sacado un libro, " Aquellos que están por morir nos enseñan a vivir ", es de una autora francesa que relata su experiencia al trabajar con enfermos de cáncer ya desahuciados. A mi amigo le ha conmovido este libro porque detrás de todos estos relatos horribles sale un perfume y canto muy hermoso al milagro de la vida que parece que sólo es posible entenderlo al sentir la realidad de la muerte.

Entre las letras de aquel libro se le aparecía esta rubia hermosa. Y mi amigo trataba de hacer algo con su espalda para espantarla de su libro. El relato de la francesa chocaba con aquellas imágenes donde esta rubia le decía que lo quería tanto y que se sentía tan feliz de haberlo encontrado. Y como un rayo venia otra imagen donde los dos estaban en una playa muy rica, ella con un traje de baños…Guauuu!!!

Y al atardecer, caminar por la terraza, contaban chistes y esos espíritus reprimidos en la adolescencia ahora sentían la fuerza y el coraje de decir todo lo que sentían y lo decían. Que el amor era la clave, que los amantes tenían una misión sagrada y revolucionaria de dar el ejemplo

Yo miraba a mi amigo y me daba entre risa y pena. Era una de esas imágenes propias del teatro del absurdo. El ahí, sentado en un tren inhóspito, no más de 4 personas, en las manos un libro que hablaba de la muerte, yo a su lado sin que él me viera siendo testigo de su amor hermoso y real aunque sólo haya sido en su fantasía.

Pero quizás todo esto tenga que ver con el debate, la inteligencia de aceptar la realidad más real, la fantasía.


LA ESCRITORA QUE PROVOCO UNA GUERRA

Se parecía a una caverna de tiempos muy antiguos donde se ocultaban unos hombres y mujeres que confiaban en el poder de las palabras y la música para ayudar a despertar las conciencias de aquellas almas que por azar o por un plan previo se habían sentado a escuchar la radio.

Antes no existían las radios, eran las voces en vivo y en directo las que tenían que hacer el duro trabajo.

Mi amigo estaba en ese grupo que cada fin de semana se juntaban a transformar el mundo con sus diálogos- cuentos- mentiras- esperanzas y un montón de otras cosas que tiraban al aire.

Detrás de toda esta actividad que en apariencia era una locura, al mejor estilo de las hazañas de Don Quijote, había un principio de sabiduría universal que la ciencia más conservadora cada vez se siente más presionada a reconocer: El Punto Crítico.

Y mi amigo creía en esta idea, y esa era la razón que lo hacía ir a esa cueva cerca del mar donde producían radio. Si fuéramos capaces de juntar un número importante, o como dicen en las clases de estadística, " un número estadísticamente significativo " de conciencias que se abrieran y sumaran a esta causa tan milenaria de hacer de este pequeño planeta un lugar donde pudiéramos vivir satisfechos...

La ilusión estaba en esas ondas de radio que se esparcían por el aire en busca de corazones abiertos.

El último fin de semana había una mujer muy joven en esa cueva. La habían invitado a presentar un libro que acababa de publicar. Después de la entrevista hubo un rico café con unos panes muy sabrosos que eran la especialidad de uno de estos sectores de la ciudad que estaba gobernada por una mayoría de extranjeros.

Mi amigo conversaba con un hombre mayor, hablaban de los nietos y de los errores que se cometen al ser padres a tan temprana edad. Y de repente, me doy cuenta de que mi amigo ya se ha acercado a esta joven escritora dejando al viejito con los cuentos sobre nietos y otras cosas. Se veía tan sexi y provocadora…me encantaría

Me acerqué donde ellos y para variar un poco escuche esos cuentos llenos de ilusión sobre el poder del amor y todas aquellas otras cosas que ustedes ya se deben estar imaginando.

Ella tenía un cuerpo tan hermoso. Fui capaz de leer el pensamiento de mi amigo justo cuando él hacía que la estaba escuchando cuando en la realidad lo que estaba haciendo era en su mundo interior desnudarla por completo - besarle todas sus células y se pasó una película de que estaban en Tailandia en unas vacaciones geniales donde a él se le cumplían todos aquellos más remotos sueños de amor eterno e incondicional.

Y por curiosidad me puse a mirar los rostros de los otros hombres que habían en la radio y resulta que cada uno de ellos estaban en la misma historia que mi amigo. Uno de ellos, el más viejito, se la había llevado al Brasil. Y ahí él se creía que era un rey que tenia 50 doncellas que le servían en todo lo que soñase. Pero ahora había dado la orden de que esta joven seria su favorita, bueno hasta que… ustedes saben.

Yo me fui a sentar y a disfrutar de un café. Me daba mucha risa el ver todo este teatro de hombres que hacían lo imposible para mostrarse serios - cultos y recatados cuando con la ayuda de mi ojo mágico me daba plenamente cuenta en lo que andaban estos niños disfrazados de adultos sedientos de una mamá que los consolara y los hiciera dormir de puras caricias.

La escritora se está despidiendo. Es muy hábil en esto de usar el lenguaje del cuerpo para irradiar seguridad en lo que hace y dice...Cómo me gustaría que ustedes pudieran ver todo esto!

La radio ha terminado sus transmisiones. Todos van rumbo al tren. Hablan lo de siempre, como cambiar el mundo la próxima semana.

Mi amigo se está acostando. La luz que se apaga. Y empieza el show con los ojos cerrados - una mano derecha al servicio y guauuu! Mi amigo se ha dormido.

Y me he metido en su sueño para ver qué diablos está haciendo. Sí, aunque no lo crean, le ha declarado la guerra a ese rey del Brasil. Y es una guerra total por el amor de esta doncella escritora. Mi amigo me ha descubierto de que estoy metido en su sueño y me exige que pelee en su bando. Y yo a pesar de todas mis protestas y gritos de que no se podía traicionar el llamado de Gandhi a la no-violencia, me vi obligado a pelear.

Y después de todo, la recompensa fue rica, he encontrado en el sueño de mi amigo a una hermosa mujer que dice que me ama. Y la verdad es que le creo.

”Buenas noches amigos y amigas esta es Radio Bienvenidos a un Viaje por lo Fantástico de lo Real. "


UN BAÑO Y UN CHOCOLATE

Se había despertado temprano, cerca de las 6 de la mañana y era un día sábado. Estaba contento, es que para mi amigo los sábados y en especial en las mañanas tenían algo mágico. Yo creo que se trataba de que esas mañanas estaban llenas de ilusión por todas las cosas maravillosas que podían pasar a lo largo de ese día.

Quién sabe si después de una tarde muy rica y entretenida llegaba al final en ese baile o fiesta o salida o lo que fuera ese gran amor que uno anda buscando a cada rato?

Pero lo que les quiero contar ahora es otra cosa. Se trata de la vivencia que tuvo mi amigo esa mañana de sábado con la lectura de un libro de Sociología.

Algo o alguien le había dicho en su conciencia de que se habían acabado sus conflictos con la Sociología. Y esto lo sintió como una aguja llena de electricidad que lo hizo pararse a ir al baño a hacer pichi.

El estudio de la conciencia individual ya no era incompatible con la hermosa tradición del pensamiento sociológico. Es más, había leído un capítulo de un libro que postulaba la idea genial de que la revolución copernicana que se necesitaba ahora en la Sociología era el hacer del estudio de la Conciencia Humana y sus diferentes niveles y estados el centro de la investigación del futuro.

Y mi amigo pensaba en esto de si la Sociología como ciencia había nacido en Europa y después se desarrolló en Norte América, bueno ahora era el momento de darle la bienvenida al pensamiento antiquísimo y sabio de las filosofías de Asia.

Sobre todo al Hinduismo y Budismo porque ellos sabían mucho sobre el fenómeno de la conciencia humana.

Esta idea lo tuvo ocupado dos días enteros. Después entró en un estado de relajo general y vino de vuelta la otra idea, aquella de vivir la vida lo más simple posible.

Y en una tarde se compró una bebida, tomó el tren y se fue a ver un partido de beisbol. Su espíritu estaba contento. Sabía por dentro de que ahora podía caminar tranquilo por este planeta. Su yo real era ahora su mejor amigo. Donde estuviera estaría en su casa.

Y ahora la Sociología ya no era una disciplina académica, ahora era una parte más de la vida como las plantas o el agua.

Qué éramos? Hacia dónde vamos? Por qué nos movemos aunque no lo queramos ? La Sociología era una flor más de aquello llamado conciencia humana, la conciencia que está viva - despierta y ve la vida como pasa alrededor de ella y que la envuelve y es ella misma.

Que todas las ciencias eran un intento de captar esta realidad mágica llamada Conciencia. Sí, mi amigo (se decía a sí mismo) por supuesto que la estadística es valiosa y tiene mucho que ver con la Sociología. Pero es sólo una parte.

La Sociología forma parte de un proyecto global de miles de años por liberar la conciencia humana en este planeta.

Mi amigo estaba eufórico por todos estos pensamientos.

Han pasado ya varios días de que sucedió esto que les conté arriba. Lo que a mí me impresiona mucho al ver a mi amigo con todas esas ideas es que se me aparece la imagen de una cadena que tiene la facultad de unir todos aquellos pedazos que andaban perdidos por el aire.

Parece ser que este fuera el llamado que nos hacen los niños al nacer y los viejos al morir, que hay una conexión y que la vida podría tener mucho menos sufrimiento si nuestras vidas privadas vivieran esta energía presente en todo.

En estos momentos en que escribo hay un fuerte calor y les puedo contar que siento los deseos que mi amigo tiene que llegue pronto el invierno. Es que siempre su cuerpo se ha sentido mucho mejor en el invierno. Tiene muy ricos recuerdos de momentos que pasó en inviernos anteriores donde podía gozar de alguna actividad intelectual o de una de esas escapadas que se pegaba con su fantasía donde, como los niños, construía poderosos barcos - aviones o sociedades mágicas donde sucedían cosas asombrosas.

Como aquella vez en que sentado en el comedor de su casa soñó con que lo venía a buscar una joven hermosa y que le declaraba su amor y lo llevaba a un lejano reino donde todo era posible y donde la libertad era el nombre que tenía el pan.

Caía la lluvia y esas sensaciones de nostalgia tan ricas que hacían que el cuerpo se sintiera en casa por esto y otras cosas lo veo que está ahora en el balcón del departamento mirando al sol y pidiéndole que se vaya pronto.

La nieve - las noches románticas - las velas - los chocolates al atardecer…Hummm! Qué rico!

Una mañana tuvo que hacer pichi desesperado porque la Sociología lo invitaba a sus reinos y ahora sueña con un chocolate en alguna tarde de invierno.


VIVAN LOS DESAYUNOS!!!

Eran cerca de las 10 de la noche y ahora sí que se estaba poniendo buena la fiesta.

Se trataba de una guitarreada que había organizado un amigo de mi amigo. Era una de estas fiestas internacionales que llenaban de alegría al espíritu de mi amigo. Había invitados de América latina, Japón, Suecia y la India.

Español- sueco e ingles estaban en un baile por tratar de hacerse entender bien.

A mi amigo lo vi simpatizar con una de las mujeres suecas, un poquito gordita, pero la verdad bien bonita y simpática. Se sentaron en la cocina y conversaron cerca de una hora.

Es que se entusiasmaron porque los dos creían en esa tan loca idea de querer cambiar el mundo escribiendo libros y viajar por el mundo hablando de sus visiones. Ella le contaba que había escrito una novela policiaca, pero después de publicarla algo le sucedió con la motivación original que había sentido.

Con la alegría de la fiesta y las ricas comidas que habían, creo que ella se fue soltando y le fue contando a mi amigo el miedo que tenia de que la criticaran demasiado duro por lo que ella escribía. Por eso que había dejado de publicar, le dolía en los huesos las críticas que le hacían.

Habían pasado ya más de 30 minutos que estaban conversando, y era claro que los procesos químicos ya estaban funcionando a un ritmo acelerado. Parecía ser que por cada 10 minutos de conversar se acercaban algunos centímetros.

Mi amigo quería ayudarla. Quería mostrarle todos aquellos libros que a él tanto le habían ayudado a superar este miedo a la crítica. Pero sabía que no podía tirarle todos esos libros encima porque recién se estaban conociendo.

" Quieres que te sirva un café?”....No creo que exista una frase que le guste más a mi amigo ( bueno..." Quieres dulces? ")

Este amigo me caía bien porque era de aquellos que pasaba de una contradicción a otra sin inquietarse en lo más mínimo. Siempre decía que era un fiel partidario de la liberación femenina y de la igualdad de oportunidades con el hombre.

Pero cuando decía esto, por dentro el discurso era otro... " Qué rico es que a uno lo atiendan y la mujer le prepare y haga todas las cosas de la casa...Viva el machismo!”

Como siempre algo falta para comer o tomar en las buenas fiestas, los dos se ofrecieron para ir a comprar. Claro, como comprenden muy bien porque estoy seguro que más de alguno de ustedes han usado esta táctica, al final no compraron nada y lo que sí hicieron es que se llenaron de besos y de manos desesperadas que subían y bajaban por esos laberintos tan ricos que tiene el cuerpo.

”Ven, vamos a mi casa ", le dijo ella a mi amigo. Y este pobre tenía los cachetes de su cara enfermos de rojos, por esa timidez tan sabrosa que contiene una buena porción de picardía.

”Anoche viví algo increíble. Conocí a una mujer muy simpática con la que yo no tenía otro interés que conversar en aquella fiesta en que al comienzo me sentía un poco extraño. Conversamos y conversamos y terminamos tomando un rico desayuno con nada más que nuestra piel en los cuerpos.

Unos cuerpos que se saborearon casi toda la noche y querían seguir haciéndolo en aquel desayuno."

Cuando leí esta hoja de su diario de vida me empecé a excitar con la imagen de que uno de estos días yo también me encontraría en uno de esos desayunos tan ricos después que ha habido un carnaval biológico al nivel más salvaje.

EL ALMA Y UN MOTEL

Me asomé a la ventana de la cocina y la vi que estaba estirada en el sillón de la sala de espera cubriéndose la cara con sus manos en señal de que la invadía un fuerte miedo.

Hace algunos minutos a mi amigo le han contado de que una compañera de trabajo ha sufrido una hemorragia y se teme que pueda perder el embarazo que tiene muy poco tiempo.

Mi amigo andaba en esos momentos con el pensamiento de cómo encontrar la forma de confirmar de una vez por todas esta realidad de la vida interior y todos sus mundos, cosa que a él le había costado tanto el poder declarar con confianza de que ya era algo confirmado. Y al ver a su compañera con su cuerpo que hablaba el idioma de la angustia, llegó a su mente este pensamiento de que la realidad del alma humana no se puede seguir negando una vez que la vida nos pone ante la espada y la pared y la muerte nos hace cosquillas en los pies.

Ahí el alma humana se nos presenta con la fuerza de un rayo, y es la única solución que se nos ofrece para salir de aquella espada y pared.

Habían ido a un parque de juegos con los niños del jardín. Jugaron al futbol - contaron chistes - corrieron...fue un rato entretenido. Pero...Por qué a veces los ratos entretenidos son seguidos por desgracias - accidentes o lo que sea?

Esta mujer estaba contenta en la ida al parque. Yo vi como mi amigo conversaba con ella. Es que los atraía de manera especial el que los dos eran extranjeros. Eran una isla de pelo negro en un mar de rubios y rubias.

Por qué a veces todo tiene que cambiar tan rápido? De la noche a la mañana, o de la esquina a la otra, o desde el momento antes del orgasmo a los 20 minutos del silencio pesado que cuando no hay amor casi siempre le sigue...Por qué todo a veces tiene que cambiar tan rápido?

Quizás hoy en la mañana ella soñaba al levantarse con el nombre de ese hijo del futuro, o con los tiempos del colegio, o como todos los padres...con el que ese hijo les ayudara a vivir la vida que ellos nunca pudieron vivir.

Y en estos momentos, algunas horas después de esa mañana, puede ver que ella está pensando en la muerte de ese proyecto de sueños del futuro.

Y yo estoy aquí, sentado junto a 3 suecas que hablan para no sentir el absurdo del silencio que las rodea.

Qué hago aquí? Bueno, aparte de esperar que me inviten a comer algo rico, la verdad es que no sé qué diablos estoy haciendo aquí... (Aunque lo sospecho). Quizás estoy aquí para contar lo que hace y cree mi amigo, ya que se le ocurrió que las palabras podían cambiar algo de la locura de este mundo.

Acabo de ver una ambulancia, es probable que la lleven de urgencia al hospital. Pero, también es probable que dentro de esa ambulancia vuelva a nacer un fuerte amor entre una esposa y un esposo que a lo mejor ya se habían adaptado a todo esto que la sociedad de consumo les dice de cómo deben ser los matrimonios.

A lo mejor ese esposo al ver a una mujer en la camilla llena de dolor y miedo pidiéndole la mano como los niños lo hacen aquellas noches en que no pueden dormir porque los fantasmas han invadido la pieza...es probable que ese esposo descubra a una hermosa mujer por la cual siente mucho amor y que en los últimos años sólo había empezado a ver en el rol que la encubría...una esposa...algo así como una taza - una corbata o un diario...algo que se usa.

Pero ahora en aquella ambulancia es probable de que apareciera ante sus ojos un hermoso ser humano llamado mujer que lo ama profundamente.

Miro a mi amigo y está pensando lo mismo que yo, pero además se está pasando unas películas muy propias de él. Se imaginaba de que era el chofer de esa ambulancia, y además de que era uno de esos magos muy poderosos...a la antigua. Y le decía a aquella mujer unas palabras que contenían una fórmula que producía una sanación en el cuerpo y el alma casi al instante.

Manejó la ambulancia hacia afuera de la ciudad, y después de una hora de viaje ella había dejado de sentir dolores y su cara volvía a sonreír y su intuición le decía que el proyecto de una nueva vida humana en este planeta dentro de algunos meses... todavía seguía con vida. Ya no había nada de qué preocuparse.

Los esposos se abrazaron. Mi amigo paró la ambulancia. Los abrazó. En un momento parecía un hijo de ellos. Los dejó en un motel, de esos que prometen amores espectaculares los fines de semana.

”Mi amor...te he descubierto nuevamente. Te amo con todo mi corazón." Y ella olvidándose de su embarazo - hemorragias...empieza a desnudarse con la intención de ahora provocarle a su esposo una hemorragia...claro que de otro tipo.

Ella le ofrece su espalda y todo eso tan rico que hay más allá...

Ábrete sésamo...Viva la magia!!!


CONTINUA

DESDE EL COMEDOR
Era un poco más de las 8 de la mañana y mi amigo recién había llegado al trabajo. Los típicos saludos y esos rituales de siempre.

Pero de pronto los veo que están sentados en el comedor hablando muy entretenidos, me acerco, por supuesto ninguno se da cuenta, y me entretengo escuchando sus palabras y también mirando sus cuerpos...porque como ustedes saben es el cuerpo el que sabe toda la verdad.

Estaban hablando sobre este fenómeno cultural que existe en Escandinavia de que las pololas-os se pueden quedar a dormir en la casa. Mi amigo estaba escuchando con mucha atención el relato de una mujer que al igual que él era extranjera, y además es lo más probable de que también haya vivido todos esos horrores del infierno que hay que vivir antes de poder volver a sentirse bien en este nuevo país del silencio - la nieve - los chocolates - los ojos desesperados de latino mirando en los lagos aquellas frutas del árbol-mujer que antes eran sólo un pecado.

Miré a mi amigo y me da cuenta de que otra vez se había lanzado a volar. Claro, al mirar sólo su cuerpo, daba la impresión de que estaba muy concentrado escuchando las diferentes historias. Pero no, él estaba en una propia película en la cual se imaginaba como hubiera sido el haber crecido en este país de costumbres tan liberales.

" Te imaginas todo lo que hubiéramos hecho con la Alejandra...!!! Desde los 15 años hubiéramos vivido juntos. El desayuno - almuerzo y la cena hubieran sido unos ricos placeres sexuales de esos con aliño, picantitos y para demostrar nuestra buena educación hubiéramos usado la mesa en cada comida.

Una mesa del placer...nuestro estomago hubiera estado feliz con esos alimentos. "

Cosas como estas se le empezaron a ocurrir a mi amigo.

Se acordó de aquella vez en que tanto lo retaron porque había llevado a su polola a su pieza cuando sus papas andaban en la capital.

Todavía sigue recordando este episodio con mucha rabia, es que no puede entender el que aun las mentes humanas sigan tan enfermas de toda esa estrechez que nos las deja aceptar la vida tal cual esta es.

No, había que dedicar toda la vida y su energía a reprimir la vida misma. Por eso que estaba prohibido amar, y mucho menos dejar que los cuerpos conversaran con sus idiomas naturales y llenos de una vida hermosa. No, el sentir era peligroso. El sentir hace tiras las mascaras. El sentir tiene rayos x en los ojos.

”Una vez le juré amor eterno a Alejandra y sentí que era lo más real que salía desde lo hondo de mi ser. Creí aquellas palabras, creí que esa emoción era permanente, que todo lo malo podía sucedernos pero que ese amor que sentíamos era más fuerte que la más feroz de las catástrofes.

Pero no fue así. El amor eterno fue sólo un amor de un año. Nos tratamos mal. Sentimos la presión social y de malas palabras que había sobre nosotros. Yo me fui, ella también se fue.

Un día la vi que iba de la mano muy feliz con un nuevo novio. Yo estaba solo. O mejor dicho, yo estaba acompañado de una masa de represión contra mi yo real. No querían que yo fuera. Querían que fuera un ser adaptado...adaptado a la locura de este mundo.

Pero el amor sigue adelante y un día me agarró de las mechas y me convenció de que yo no había nacido para ser un adaptado. El viento era mi hogar y el aire mi amigo. "

Se había terminado la conversación en el comedor. Cada cual siguió con su rol. Pero mi amigo seguía en su película. Al escucharle esos pensamientos, como los de arriba, creo que lo entiendo. Es que no hay nada peor para un adolescente que cree en la vida y en la magia que la domina, el tener que sufrir una terrible humillación y represión por lo más hermoso que él tiene y que en el fondo constituye su esencia.

Y a mí...En qué lugar me hubiera gustado crecer y desarrollarme? No importa mucho el nombre, pero sí que me hubiera gustado mucho un lugar donde mi ser individual hubiera gozado su pleno derecho a ser.

EL QUESO

Les quiero contar algo que he ido notando en la conducta de ese amigo mío del cual siempre les hablo.

Noto de que en los últimos meses algo le está pasando con la burocracia y todo lo que tiene que ver con las reglas, y sobre todo con aquello que llaman " reglas de buena conducta”.

El otro día leí en su diario de vida lo siguiente..." Me he encontrado con mi alma. Ahora soy libre. Se ha acabado mi búsqueda, ahora quiero viajar con mi alma a donde ella me lleve porque sé que ella sabe el camino. No quiero ni necesito más bloqueos..."

Al leer estas páginas de su diario sentí que comprendía el porqué le gusta tanto esto de comprarse unos panes y un poco de queso y en la calle hacerse un exquisito banquete. Pero lo que lo hace gozar es algo que está más allá del queso...es la alegría de sentir dentro de su cuerpo que ha vuelto a ser un niño ahora que tiene la madurez de un adulto. Siente que la vida le ha dado permiso para volver a jugar de nuevo.

Les contaré que en la tarde del domingo mi amigo se compró un pedazo grande de queso y unos tutos de pollo y 5 panes. Se los echó a su mochila junto con esos libros que lo han acompañado casi toda su vida y su inseparable amigo....El Diario de Vida.

Y se fue a caminar por la ciudad sin rumbo fijo, sino que le regaló a sus pies la oportunidad de que ellos tomaran total control aquella tarde en libertad y lo llevaran donde ellos soñaran ir.

Saben dónde está ahora?

A estos pies se le ha ocurrido llevar a mi amigo al barrio más antiguo de toda la ciudad, es un lugar donde si abres bien los ojos (pero también ese ojo que llevas muy cerca de tu corazón) te puedes dar cuenta de que es verdad aquellas historias tan antiguas que tratan de convencernos de que los fantasmas existen.

Si tú te sientas, por ejemplo, en la puerta de una de las casas más antiguas del barrio (sobre todo en esa que está muy cerca de la iglesia) podrás sentir como en el aire se escuchan algunas voces de niños que al parecer se quedaron jugando por toda la eternidad.

Mi amigo sacó su comida y se la devoró como un verdadero niño hambriento y de esos que pasan todo el día jugando en la calle.

Fue una tarde simpática (iba a decir " hermosa " pero sentí que esa palabra suena más bien a aquellas descripciones que hacen las señoras de "muy alta clase" cuando la han pasado re-mal en alguna fiesta y se ven obligadas a fingir y negar la realidad.)

En el bus que lo llevaba de vuelta a su refugio iba contento pensando y haciendo planes para esa nueva semana que empezaba aquel "mañana". Yo lo miraba muy atentamente y de pronto me di cuenta de que toda aquella tarde yo había estado pensando sobre aquel famoso pan con queso que se sentía tan rico al comérselo en la calle...Por qué? Qué había de especial en esto?

No sé, pero tengo la sensación de que en el mundo actual todas aquellas cosas o actividades que tengan la luz de la naturalidad y la sencillez son un regocijo para el alma humana que tiene tanto miedo a que los hombres y mujeres modernos la olviden por completo y se casen con esas nuevas diosas del Olimpo llamadas " La última noticia " o aquella otra... ”El último programa de Microsoft”.

Todo aquello que nos trae de vuelta a lo que somos produce una fiesta en esos túneles interiores donde se esconde nuestra alma.

Una enorme mascada a ese pan lleno de queso simbolizaba en los ojos de mi amigo un grito de libertad.

Tengo que contarles de que a veces he escuchado a mi amigo cuando sus pensamientos son tan fuertes que se le salen por la boca...que tiene ganas de hacerle una guerra a los tenedores y a las corbatas. Sí, porque esas dos cosas que en apariencia son inofensivas, en la práctica concreta representan una de las armas favoritas de todo el sistema de represión a nuestro ser real y a la alegría hermosa de la vida que es igual a aquellos niños locos que creen y aman la magia.

Se imaginan volver a sentir la alegría enorme de comer con las manos aquellos platos favoritos...llenos de carnes y ensaladas?

Les gustaría chuparse los dedos hasta que no les quede ninguna huella ni olor a comida y no sentir la menor vergüenza por esta acción tan natural?

Mi amigo se durmió aquella noche de domingo con una alegría muy rica. De nuevo descansaba en las faldas de la vida. Y saben con que soñó aquella noche? ...Con queso ?...No, como se les ocurre...

EN UN BAR

Estuvieron ayer hasta las doce de la noche conversando y arreglando el mundo a través de sus palabras.

Había llegado un hombre joven desde una parte muy lejana del planeta a hablar sobre el desafío de poder vivir en paz con la ecología. El hablaba sobre el absurdo de una lógica económica que define el desarrollo de un país como la destrucción de su sustento natural, más el crear un estilo de vida insoportable para sus habitantes.

Mi amigo estaba contento al escuchar a este joven que también creía en un mundo mejor. Estaba con ellos una mujer morena muy atractiva, a la cual pude aplicarle esta maquinita que tengo de leer pensamientos.

Ella estaba soñando con el amor. Un amor que no había resultado, la había llevado de vuelta en sus pensamientos y fantasías a unos amores que había tenido cuando recién había llegado a la adolescencia. Ella escuchaba las palabras sobre la ecología y los deseos de internacionalidad profunda de mi amigo, pero su ella real estaba dando vueltas por aquellas primeras fiestas donde empezó a sentir aquello llamado amor por el interior de su cuerpo.

”Hay que leer a Salman Rushdie porque él nos puede ayudar a entender mejor todos estos mundos esquizofrénicos que vivimos como extranjeros en una cultura tan extraña como esta. La relación crónica de ambivalencia entre el amor y el odio a nuestro país de origen y también con la nueva cultura. Su relato sobre la India e Inglaterra le da forma a lo que nosotros sentimos con Chile y Suecia. "

Este fue un discurso que mi amigo dio con los últimos restos de la segunda bebida.

El andaba por esos días muy excitado con la nueva vida que la vida le estaba ofreciendo. Es que su angustia de vivir se estaba transformando en una alegría de vivir. Ya no le daba miedo sonreír ni tampoco llorar.

Ahora quería ser. Pero le preocupaba el planeta tierra. Es que ahora que había nacido la vida dentro de él...le preocupaba el estado de su casa.

Y pensaba en los niños, y en su vida había una hermosa niña, era su hija. Quería un planeta en paz para ella, y para todos los niños del mundo que mi amigo los veía a todos juntitos en los ojos de su hija.

Y la morena atractiva, que creo tenia nombre de una flor, seguía haciendo como que estaba en esa mesa...pero su alma real bailaba y bailaba en esas fiestas tan llenas de ilusiones. Había caído justo en el momento en que había tenido su primera experiencia sexual.

Ella necesitaba volver ahí porque, como a casi todos nosotros, este primer encuentro con el cuerpo real no había sido como en esos sueños tan románticos. Trató de estar ahora con más control de sí misma, más seguridad en su identidad de mujer, pero el miedo la volvía a inundar tal como aquella primera vez.

Mi amigo está ahora en el baño. Y qué creen que está pensando? Quería volver, pero no para quedarse, sino para liberarse. Quería ir hacia atrás para así poder ir hacia su destino que estaba siempre hacia adelante.

La ecología la sentía en el corazón. Pero no era una frase romántica que se dice porque es la moda. Su corazón era proporcionalmente directo al corazón del planeta. Y es por eso que la salud de cualquiera de los dos corazones afectaba al otro.

La bebida - el restauran - las ganas de hacer pichi que ya estaban satisfechas y la ilusión de que en cualquier momento aparecía esa princesa que traería de vuelta el amor a toda su biología y espíritu.

El planeta era el cuerpo y el cuerpo era el hijo amado del planeta. Los mares eran la sangre llena de coraje que circulaba por algo llamado venas. El pelo eran los arbustos y enormes bosques. La nariz era una gran montaña que llamaba a los que buscan la vida verdadera.

La biología no era un proyecto...era la vida misma. El aliento eran los gases que sulfuraban el desierto.

Había llegado más gente al bar, cada uno en su propio drama. Dos panes de esos baratos lo vi comiendo hace algunos minutos.

Ahora ya no es el ayer del cuento, pero mi amigo se había levantado lleno de ilusión de seguir bailando en esta nueva realidad que ahora lo invitaba a pololear con ella. Compró dos panes, uno para él y el otro para la vida. Sentía en su biología la fiesta de bienvenida que su nueva familia le estaba ofreciendo.

Ahora había mucho que hacer. Los arboles tenían que seguir respirando, los niños corriendo, los jóvenes soñando con la revolución, los adultos con las paz de sus almas y los viejos con encontrar a dios.

Han pasado ya más de 2 meses de aquel encuentro en ese bar donde esta historia se origino. Y escribo por la necesidad de sacarme de encima algo que sucedió producto de esas horas de conversación profunda y llena de ilusión.

Uno de los que estaban en el grupo se ha ganado un enorme premio en la lotería nacional y se ha propuesto crear un canal de tv dedicado en forma absoluta a combatir y denunciar al sistema capitalista y todo aquello que vaya en contra del ser humano y la ecología.

Y a la vez este canal quiere ser una plataforma de creatividad y de pensamiento alternativo donde puedan dar frutos concretos aquellas buenas ideas que andan dando vueltas por el aire.

Se hizo una muy rica fiesta para celebrar esta excelente oportunidad de que la Realidad pueda expresarse con toda la claridad necesaria.

El ambiente en aquella noche de fiesta era de esos llenos de carisma y alegría y de toda esa fuerza que se siente al saber que se está haciendo lo que hay que hacer.

Los ojos de mi amigo brillaban como un niño al que lo invitan una mañana de sábado a comerse una rica y grande bolsa de chocolates.

”Ahora nos toca a nosotros..." (Pensamiento colectivo en aquella fiesta).

Pero...hay otro lado de la realidad que debo contarles. Hay 3 integrantes del grupo que están amenazados de muerte si se hace realidad este proyecto. Y según entiendo los amenazadores viene de un grupo muy radical, y por lo tanto han sido tomadas muy en serio.

Y quizás les cuento todo esto, mezcla extraña de alegría - fe y miedo a la muerte, porque me ha conmovido el valor y el coraje de este hermoso grupo de jóvenes y adultos que se la juegan a pesar del miedo de aquellos que no pueden sentir la libertad.

EL DESAYUNO TIENE LA CULPA

Esta es la historia de un desayuno en un lugar de trabajo de uno de estos países ricos que se quejan todo el día por tenerlo todo.

Mi amigo estaba sentado en la cabecera de la meza al mejor estilo machista de América latina. Tenía su cabeza apoyada en su mano derecha mirando y pensando sobre la terrible inconsciencia que afecta a las personas cuando lo tienen todo.

A su lado había una mujer de unos 50 años que lo único que hacía era el quejarse por lo malo y pobre que estaba el famoso desayuno, aunque en los ojos de mi amigo era un banquete de lo más lujoso todo aquello que se deslizaba por la mesa.

Pero como ustedes saben, cuando el alma esta negada y la neurosis se esconde en los misteriosos laberintos del cuerpo...nada puede darle satisfacción real a ese pobre ser humano que se queja a cada minuto por la ceguera que lo tiene atrapado producto de ser un fiel practicante de un estilo de vida que más bien debiera llamarse "Estilo de Muerte".

" Algo debe estar fundamentalmente errado en el sistema económico y político del mundo actual que hace que en estos momentos estén muriendo de hambre miles de niños en diferentes países del mundo y sus padres o muchas veces sus madres solitarias vean destrozados sus corazones y todo tipo de fe en un mañana mejor... porque presenciar la muerte de un hijo por hambre debe ser uno de esos golpes que quita todo resto de dignidad y fe humana que se escondía en los últimos peldaños de las bodegas de amor que guarda el corazón.

Y en el mismo momento que esto sucede, ella cuenta lo calentita que ayer estaba el agua en la piscina que visitó con un grupo de amigas y a la vez se está quejando de un desayuno que en un país africano costaría una fortuna y habría que ir a esos hoteles lujosos del centro de la capital para poder conseguirlo.

"Si esta mujer supiera lo que es la pobreza..."

Pude captarle este pensamiento a mi amigo mientras me tomaba un sabroso vaso de jugo de naranjas. Cuando iba en la mitad del vaso empecé a sentir en mi estómago los efectos del pensamiento de este amigo que de repente le daban ganas de dejar todo botado y tomar las armas y hacer el cambio social soñado de una vez por todas.

Pero no, eso de matar a todo el mundo con la ilusión de que así se logrará la tan soñada justicia social, no...Esto ya estaba claro en la mente de mi amigo de que no era la solución. Porque no es ninguna frase cliché aquella que dice que la violencia produce más violencia.

Pero el problema estaba en que en la conciencia de mi amigo había empezado a aparecer aquella pregunta que era tan desgarradora y que no aceptaba el que uno se escapara hacia otras actividades a fin de esconderse de aquel fantasma que traía tanta fuerza y que golpeaba las puertas y preguntaba una y otra vez... "Si no es con la violencia...Dime entonces en concreto cómo vas a cambiar el sistema estructural económico - social - político - cultural y mental que condena a millones de seres humanos a la pobreza y la miseria?".

La verdad es que mi amigo no sabía que decir frente a esto. O mejor dicho, la verdad es que sabía muy bien la respuesta en lo profundo de su ser. Lo que lo asustaba era el aceptar esta visión interior de que no era posible el cambio social sin el uso de la fuerza y la violencia.

Pero a la vez estaba consciente de que sería una nueva tragedia el volver a caer en el uso de la violencia tal como en muchas situaciones anteriores se había usado en el teatro de la historia.

Cómo poder expresar la lucha que mi amigo llevaba en su interior?

Cómo poder plantear la enorme contradicción que allí había? Es que ya le había aparecido la Conciencia del Amor y de la enorme fuerza que hay en él. Y de cómo el mundo podría cambiar si un gran número de individuos hicieran la gran revolución interior y desarrollaran esta fuerza del amor.

Pero la pregunta tormentosa era..." Hasta cuándo tendremos que esperar o cuántos miles de niños más tendrán que morir de hambre para que personajes como esta mujer del desayuno de lujo se diera cuenta y cambie y se convierta en un ser humano a un nivel real y así pueda producirse un cambio colectivo de las estructuras que causan la opresión de las almas y los cuerpos?

Hasta cuándo yo estoy dispuesto a esperar? Cuál es el límite de mi tolerancia ? Y qué pasa si me decido a que ya no vale la pena el seguir esperando ?

Qué pasa si me doy cuenta que detrás de la espera hay una enorme y bien meditada campaña de mantener para siempre el sistema que produce gigantes injusticias y gigantes ganancias para un grupo de personas que detectan las aventuras de Robín Hood porque sus cuerpos sienten alergia con esos gritos que vienen de lo profundo del bosque... hay que quitarle a los ricos lo que no les corresponde y dárselo a los pobres?

Qué pasa si me convierto en un Robín Hood? "


--- "Pero...Qué te pasa mi amor ?

** No sé...pero tengo tanto miedo. Hoy en la tarde al salir del trabajo empecé a sentir como si fuera a morir en cualquier momento. Sentí mucha angustia.

--- Pero mi amor tú sabes que yo te quiero mucho y que tenemos unos hijos hermosos que son el ejemplo de la escuela. Tenemos una casa hermosa, amigos de buena posición y nos podemos comprar todo lo que tú quieras.

Mi amor no tienes razones para sentirte así de mal y angustiada. Mira, que te parece que mañana compro unos pasajes de avión y nos vamos a algunas hermosas y lujosas vacaciones y ahí en medio de toda esa diversión y exquisita comida nos olvidamos de todo esto que has sentido estos días.

** Gracias mi amor...pero quiero que sepas que siento que se trata de algo más serio. Mira, todo empezó con ese joven extranjero que ha llegado al trabajo a hacer una práctica. El ha empezado a hablar de temas que al principio me hacían pensar que este pobre joven estaba loco de remate. Pero ahora, después de varios meses de trabajar con él, tengo la terrible sensación de que tiene razón y que soy yo la que está errada.

Y es sobre todo cuando tomamos el desayuno en que yo he empezado a sentir esas terribles voces en mi interior que me dicen de que hay un mundo que no conozco donde la realidad parece ser muy diferente a esta de toda nuestra riqueza que tanto disfrutamos. "

Yo no sé si esto fue un diálogo real de esta mujer del desayuno o simplemente un sueño más de mi amigo en estas noches tan heladas por aquí muy cerca del polo norte.

UN NIÑO...UN SABADO Y UNA ILUSION

Eran cerca de las 3 de la tarde y ya los invitados estaban llegando.

Era un cumpleaños de un niño muy simpático con el cual mi amigo había hecho un rico contacto a pesar de lo poco que se conocían.

El salón se empezó a llenar de personas que se saludaban con mucho entusiasmo. La mayoría de ellas parecían que estaban muy solas en sus vidas porque en las posturas de sus cuerpos se podía ver el hambre de cariño que traían consigos (aparte de los regalos, por supuesto).

Yo estaba cerca de una mesa que contenía unas bandejas con cosas muy ricas. Había unos alfajores llenos de manjar, unas bolsas llenas de papas fritas, aceitunas y tres botellas de bebidas. Debo de haber parecido el gendarme de aquella mesa porque con mis pensamientos hacia todo lo que fuera porque los invitados no la vieran.

Con unos alfajores en la mano me puse a observar el conjunto de la sala, a la gente, a sentir la música, a ver el aire en esa tarde...A mi amigo lo divisé en una esquina conversando con un grupo de hombres y mujeres ya mayores. Parece que estaba animada la charla, los cuerpos se mostraban interesados.

Yo sabía que mi amigo no quería estar en esa fiesta porque la verdad es que las famosas fiestas todavía le despiertan esos malos recuerdos de cuando era un niño y lo molestaban por la forma en que bailaba. Era como que por el solo hecho de entrar a la fiesta en su espalda se le despertaba un botón que contenía toda la historia de aquellos momentos tan desagradables que había vivido. Y desde ese botón se desprendía una energía muy fuerte que le convertía su espalda en algo así como un fierro. Y ya no podía moverse con naturalidad, sus pensamientos tampoco los podía controlar bien. La tensión de su cuerpo no lo dejaba pensar. Había empezado otra vez la lucha.

Y de pronto se encontró transportado a una de sus fiestas del colegio básico. Era el cumpleaños de Vilma. Ella era una muchacha hermosa. Había provocado en el colegio toda una fiebre de persecución por su amor y/o caricias. Pero ella tenía la gracia de saber de que era hermosa y que tenía la propiedad de los buenos imanes.

A mi amigo le dijo algo así... ”Ven a mi fiesta el sábado. Van a estar varios amigos y seria rico que también tú estuvieras ahí. "

Recuerdo que mi amigo se estuvo peinando toda la semana. Se miraba al espejo a cada rato y se entrenaba con diferentes caras. Quería ser el John Travolta de esa fiesta.

Tenía la ilusión de que aquella fiesta seria el momento en que Vilma se enamoraría de él y ahí comenzaría la historia de amor que les duraría por toda la vida. Y como todos los niños que se enamoran, mi amigo se empezó a preocupar de lo que iban a decir sus padres si Vilma le pedía que se casaran. Tenía solo 10 años y es claro que le causaba algunos conflictos esta imagen de un día domingo ir a visitar a sus padres de la mano de su "esposa " que solo tenía 9 años.

Y además le preocupó la posible reacción de su entrenador de beisbol ya que mi amigo pensaba que la historia de amor que viviría con Vilma ya no le permitiría concentrarse como antes en las prácticas y juegos de los fines de semana.

En la mañana de aquel gran sábado se levantó temprano, quería ir al centro al mediodía a ver a sus amigos.

La tarde había empezado a llegar con unas nubes que invitaban a la melancolía y a esas ganas (que a mi amigo lo han seguido hasta el día de hoy) de ir a acostarse con una rica bolsa de chocolates.

Hace ya una hora que mi amigo ha salido de su casa en busca del gran amor de su vida. Se saludaron con Vilma de un abrazo cariñoso. La cara de mi amigo sintió de inmediato que el ambiente de la fiesta estaba rico.

Ya eran cerca de las 10 de la noche y pronto había que volver a casa. Mi amigo estaba triste porque su gran historia de amor otra vez sólo había sido un sueño.

Era el hijo de un alto oficial de la policía quien se había llevado el premio dorado de las caricias y los bailes apretados de Vilma.

Camino a casa mi amigo se prometía una y otra vez que al otro día se desquitaría jugando muy duro al beisbol.

Estaba picado... pero sabía que pronto llegaría una nueva ilusión.

POR LA CULPA DE UN SUEÑO

Anoche mi amigo se despertó cerca de las 4 de la mañana muerto de sed.

Es que el verano escandinavo es tan especial que en las noches no se puede dormir porque la luz es demasiada. Es toda esa luz que falta en los meses de invierno.

Después de tomarse un litro entero de agua el sueño no quería volver a visitarlo, y de pronto apareció en su mente la imagen del escritor ruso Gorki y la idea de que ahora era el momento de leer esa bella obra llamada " Por el mundo".

En una hora mi amigo leyó 50 páginas y le impresionó la nueva conciencia con que ahora estaba leyendo la literatura. Le gustó la sensación de alivio de que ahora en la lectura ya no le preocupaba el tener que aprenderse de memoria un montón de nombres - fechas y otros tipos de datos que antes eran la tortura de cada intento de leer un buen libro.

Es que en la escuela le habían obligado a aprenderse de memoria un montón de datos que no tenían el menor sentido para él. Y esto lo hizo alejarse de la literatura porque desde la escuela se le produjo la ecuación de que la literatura era lo mismo que el estar angustiado por un posible castigo.

No, ahora la literatura era otra cosa. Era para el desarrollo del espíritu y para ayudar a vivir mejor. Era el pan que tanto le gustaba a la conciencia.

Se volvió a quedar dormido, y como lo conozco, sé lo que estaba soñando.

Había entrado a un pequeño café en la noche de un martes, tenía hambre...de las dos. Y de pronto se dio cuenta de que en una esquina del café estaba sentado uno de sus mejores amigos del colegio junto a una bella mujer, de esas adolescentes que pueden provocar más ataques cardiacos que las empresas de cigarrillos que se sienten tan perseguidas hoy en los Estados Unidos. Y además había otro joven, debe de haber tenido cerca de 30 años.

Se hicieron señas, mi amigo se les unió a la mesa. Y después de una hora de mares de palabras y gestos que pretendían el contarse todo lo que no se habían dicho por ya tanto tiempo.

Caminaron los 4 un buen rato por una calle oscura, pero que daba una tranquilidad difícil de describir.

Aunque ustedes no lo crean, ese joven de cerca de los 30 años era el mismísimo Gorki, el de las buenas novelas. Mi amigo y Gorki simpatizaron bien y los pude escuchar que hablaban de la experiencia que había en sus familias y el cómo aquello los había llevado al deseo y esperanza de que escribiendo sus heridas iban a sanar.

Gorki le contaba lo mucho que ha deseado la comprensión y el amor de los adultos que han circulado a su alrededor. Y lo vi con rabia en un momento preguntarle al aire..." Qué diablos hay que hacer para que los adultos puedan comprender que el amor y la comprensión son las fuerzas que mueven los estómagos y las conciencias de los pueblos e individuos...y la falta de ellos produce violencia? Qué hay que hacer...? "

Mi amigo quería explicarle de que él pertenecía a otro tiempo, el cual estaba repleto de Mac Donald - súper modelos y donde el nuevo dios todopoderoso se llamaba "El Mercado" y pobre de aquel que lo desafiara porque las maquinas del "Interés" amenazaban con destruir al país o al político que se atreviera a injuriarlo. Pero mejor no le dijo nada.

Lo que más hizo fue escuchar a Gorki porque la verdad es que era un joven que tenía en sus ojos una fuerte necesidad de expresar lo que nadie veía pero su corazón lo sabía de memoria.

Son las 8,30 de la mañana y mi amigo ha despertado. Se levanta despacio, como si tuviera miedo de que se despertaran los fantasmas que llevaba por dentro. Porque muchas veces ha querido que su cuerpo no hablara. Pero el cuerpo es un castillo donde viven y se esconden muchas voces que a veces inspiran pero otras veces echan a perder hasta la mejor de las fiestas.

Tomó un rico desayuno, rico porque era fácil de hacer. Prendió la radio para escuchar uno de sus programas favoritos y en esta mañana estaba hablando una mujer que se presentaba como pintora. Estaba contando él como había aprendido a creer y confiar en la magia de los sueños. Contaba como una vez en su adolescencia un sueño le había salvado la vida, y como hoy en su madurez ella pensaba en la verdad de aquella frase que dice que somos seres del aire y que nuestras raíces reales se encuentran en los misterios de los sueños.

Dio un teléfono para aquellos que estuvieran interesados en hacer un taller de conversación sobre los sueños. A mi amigo, como ustedes se podrán ya imaginar, se le empezaron a parar los pelos ante esta oportunidad de conocer a una mujer tan interesante. Quién sabe que a lo mejor hablando de la magia de los sueños...la mujer soñada por toda una vida se hace realidad?

-- Hola, mi nombre es....y te escuché la semana pasada en la radio por el tema de los sueños. Yo estoy muy interesado en conversar contigo, tengo historias entretenidas sobre este tema.

** Que rico que llamaste, mira...esta semana no tengo tiempo pero la otra no hay problemas. Nos juntamos en el centro y soñamos un rato. OK?

OJOS QUE SE ABREN

Este era un niño que recién había aprendido a leer.

Pero no sólo se trataba de nuevos símbolos que ahora tenían sentido para él, era todo un nuevo mundo que se empezaba a abrir ante sus ojos. Aunque todo esto lo percibía a un nivel de células biológicas.

Estaba en una clínica para niños visitando a su médico porque según su madre él estaba muy enfermo. Y este médico estaba envuelto en todo su arsenal de conceptos raros y además tenía tanto miedo de que alguien lo fuera a descubrir como él era realmente...que alguien le fuera a decir de que él no era un "Doctor" sino un ser humano que al igual que ese niño andaba sediento de amor y cariño.

Pero no, ustedes saben que en el teatro hay que actuar.

Y esa madre y ese médico no podían verse detrás de sus propias mascaras. Pero este niño sí que podía ver detrás de esas mascaras...pero la verdad es que él tenía la suerte de que todavía no le llegaba el tiempo de la tortura de pegarse mascaras al cuerpo y al alma. El todavía podía ser. Todavía tenía la alegría natural.

Y por eso su madre creía que él estaba enfermo.

Y ahora le estaba llegando a su vida este regalo de los símbolos, misterios sagrados que nos han permitido darle un sentido a todo este aburrimiento general en que la vida de los humanos se ha convertido.

Todavía recuerdo, y con muchos colores, lo hermoso que se veía este niño que tenía en sus manos un libro de cuentos y que lo miraba como esos sabios chinos descifra viejos textos repletos de verdad cósmica.

No me acuerdo como se llamaba el libro, pero que importa, total igual se trataba de un puente que conectaba el alma de este niño con la sabiduría universal...experiencia que a la tv bien poco parece importarle.

Cuando la consulta con este médico estaba llegando a su fin, el niño comenzó a esforzarse por poder contarles a estos dos adultos lo que a través de sus ojos había llegado a su alma. Intuitivamente el niño sabía que la vida le había concedido un tesoro que después de saborearlo había que entregarlo al aire de nuevo.

Otros niños, y sobretodo adultos, debían de comer de este plato que le hace tan bien al organismo.

Pero el médico estaba ausente. Su cuerpo estaba ahí cumpliendo sus tareas y obligaciones que su rol le exigía. Su mente real estaba dando vueltas por otros caminos, creo que andaba en un lugar...Sí, era el patio de su casa...lugar en el cual había sufrido muchas de sus más grandes frustraciones.

Para ser más exacto, esta mente real estaba sentada bajo un árbol de manzanas. Todavía estaba preguntándose el porqué de muchas situaciones que lo rodeaban. Un niño triste que ahora actuaba como médico. Chistoso.

La mamá y el médico se despiden. Cada uno con miedo de no equivocarse en los rituales que se supone que los adultos deben saberse de memoria. Una tocada de cabeza al niño, y..."Secretaria... que entre el otro por favor!"

La mamá camina, al igual que ese médico, perdida en una lejana fantasía (que no era precisamente un árbol o un patio) sino que se trataba ahora de unos brazos que la abrazaban llenándola de ese amor que ya había desaparecido de su vida hace tantos años. Pero sólo era un sueño. Esos brazos en la realidad nunca habían llegado.

Pero el niño seguía con sus fuertes deseos de contar lo que sus ojos le habían empezado a contar.

Los adultos no escuchan porque se supone que ellos son personas serias.

La noche había llegado. Los adultos ya habían hecho los rituales (única esperanza de poder parar sus angustias viscerales). Orgasmos, creo que también habían salido del último ritual del día (claro...este sí que es más entretenido).

Y un niño que se había quedado dormido con el deseo de que le escucharan su gran descubrimiento. Oídos sordos. Niño inquieto. Nadie viene. Nadie abraza. Nadie reconoce lo que los ojos de este niño habían empezado a ver.

Veo un ángel...Que rico!!! Alguien escuchó a este niño...no importa que el lugar haya sido en el reino de los sueños...las palabras son más reales en el mundo de lo irreal...

HISTORIA DE UN VIAJE A CHILE

Mañana me voy a Chile. Y ya los demonios han empezado a hacer de las suyas.

Tienen una verdadera revolución por dentro, y puedo escuchar que me gritan de que tenga cuidado al hablar con la gente allá porque lo más probable es de que no van a entender nada de lo que esta alma ha estado viviendo en Escandinavia.

Pero mi esposa no va conmigo, ella no tiene boleto. Ella está enterrada en un cementerio muy cerca de aquí. Ella ha volado no sé adónde, pero ha volado muy lejos de aquí.

Quisiera poder evitar el tener que hacer todo este vuelo de cerca de 24 horas.

Quisiera cerrar mis ojos y de inmediato estar durmiendo en esa cama que antes yo decía que era "mi cama", pero que ahora no es más que una cama que hay en la casa de mis padres. Y despertar después de haber dormido 20 días enteritos con unos buenos y ricos sueños eróticos entre medio.

Me he imaginado toda la semana el cómo va a ser la recepción que voy a tener al llegar al aeropuerto de Santiago. Me gustaría que fuera, de verdad, como son las recepciones que me dan mis padres en mi fantasía. Ahí mi padre me abraza, y me dice tantas cosas que tengo que hacerlo callar para que podamos ir a tomar el bus.

De un momento a otro al llegar al aeropuerto, se me cumplen todos los deseos, hasta los más absurdos que traía guardados desde que era un niño.

Me parezco a ese hombre que sale en un comercial de la tv, él está haciendo un viaje espacial, es un astronauta famoso y espectacular. Pero de repente entra una señora de unos 50 años, y prende la luz y dice..." Esta lista la comida mijito...".

Quién es el realista, el que sabe que los sueños se pueden hacer realidad, o el que se niega a soñar? Calor, gente, bocinas de autos, carabineros neuróticos, mujeres bonitas que me obligan a dormir con las manos arriba, y muchas ganas de comerme un rico completo repleto de mostaza.

Y qué será del "Palito”? Este es uno de esos amigos míos que pertenecen al exclusivo club de los marginados. O sea todos aquellos que no calzan. Siempre me pedía plata para pegarse un "pencasito".

Habrán más pobres ahora en Chile? O será al revés, de que ahora hay más ricos? Y todavía venderán helados "Pandas" los niños en las micros? No creo, porque aquí en Europa se hablan tantas maravillas de Chile.

Caminar por la playa chica de Cartagena. Que sabroso recuerdo, cuando era chico, más de lo que soy ahora y mi abuela "ita" me compraba de todo lo que yo quería. Caminar y acordarme de todos aquellos tremendos amores que tuve en todos esos veranos en que estuve en Cartagena. Lo malo, y de lo que me he arrepentido siempre, es que sólo fueron en mi fantasía. Me creía John Travolta en esos tiempos, tenía 13 o 14 años.

Era un soñador total. Pero... Qué tiene de malo esto? No lo era acaso John Lenon igual? Si, hoy es navidad aquí en Suecia. Son ahora las 23 horas. Estoy solo, he estado casi todo el día solo. Es que mi esposa está enterrada no muy lejos de aquí. Me dan ganas, te lo juro, de ir y desenterrarla. ”Pero... así es la vida ", me dijeron desde chico. O... ”Uno propone, dios dispone".

Si hay algo que deseo ahora al ir a Chile es que nadie me diga una de estas frases como una forma de aconsejarme. Estaría dispuesto a que me golpearan antes de escuchar esa famosa frase para mis oídos "Ahí no mas, tranquilito".

Qué será del futbol?

Un sueño: Estoy en el centro de San Antonio y me dirijo a un quiosco para comprar un diario local, tengo ganas de ir a ver un partido de futbol. Quiero sentirme chileno en forma artificial aunque sea por 90 minutos. Sentirme parte de toda esa masa de fanáticos del club local que a veces se parecen tanto a los amigos fanáticos de Algeria, claro que no del futbol.

Sentir de que todo mi destino está en juego y todo depende de si gana o no mi club local. Y si gana, ir a la casa y sacar toda la plata que llevo de Suecia y tomármela enterita, corona por corona traducirla a cervezas. ”Compadre, yo invito " (con voz guachaca tipo troncal troncal).

Pero para mi sorpresa el dueño del quiosco me cuenta de que me fue mal. Ya que desde hace dos años en esta ciudad se ha producido un fenómeno realmente extraordinario que tiene sorprendidos a los más destacados científicos del país.

Resulta que al pueblo de un día para otro le dieron ganas de leer. Y ahí quedó la tendala. Creo que se hicieron tremendas loterías, se vendieron estadios, la gente desesperada vendía sus autos, los adolescentes les entregaban a sus padres los pocos pesos ahorrados, creo que hasta los curas empezaron a soltar la plata (según cuentan las malas lenguas) que tenían escondidas.

Imagínense para qué el pueblo quería la plata...: Sí, preciso, para comprar libros.

Mejor le pongo punto final a este sueño. Me da miedo de que se convierta en realidad. Pero se imaginan lo que seria, que en vez de futbol se hablara de libros. Me cuesta imaginarme un Pedro Carcuro de la literatura. Que gritara con fuerza lo hermoso de un libro.

" Mijito, esta la lista la comida”.

Pero mañana me voy de viaje..., no le cuentes a nadie pero me acordé de la Ximena. Será más fácil amar ahora en Chile? No, no me mal interpretes. Me refiero a cómo serán ahora las mujeres en Chile.

Serán más cariñosas que antes, o estarán copiando a las suecas que cada vez les queda menos de lo que hace rica a una mujer, aquello que el hombre no tiene, lo femenino?

Habrán más presos en las cárceles ahora? Creerán ellos en el Internet? Qué es lo real para esos presos?

Me acorde de mi amigo Pedro que fue matado cuando trataba de escaparse de la cárcel...Por qué tienen que haber presos?

Será cierto esto que dicen por ahí de que los presos y las cárceles son los síntomas que demuestran de que el organismo está enfermo?

Qué la sociedad es la que está enferma...? Como se te puede ocurrir semejante disparate, semejante grosería. Me caerás bien, pero escucharte estas cosas... perdóname...

Me gustaría ya estar sentado en el avión. Ojala que me den buena comida estos holandeses.

Habrá papel confort ahora en los baños en Chile?

Sí, buen consejo, el que no vaya tan crítico para Chile. Porque si quiero pasarlo mal, mejor me quedo todo este mes encerrado aquí en el departamento. Pero, y entonces...Cómo? ...No tengo que decir nada de lo que me parezca mal? Y qué hago con los choferes de los colectivos que meten como a 20 en el auto? Y la cumbia a todo volumen...?

Seguirá el flaco trabajando donde mismo? Este era un flaco que me enfermaba (en el último tiempo me desesperaba de sólo verlo). Es que me recordaba que yo también tenía mucho de la frustración que yo le acusaba a él. Me recordaba que yo también tenía mucho de fracasado como yo le gritaba a él en mis pensamientos.

Y si me enamoro en Chile? Quién sabe? Pero no, la verdad es que quedé traumatizado después de la muerte de Patricia. Me gustaría tener una relación profunda con una mujer, pero que no me hiciera el más mínimo daño cualquier tipo de separación que se produjese entre los dos, incluso la muerte. ( No queris nada más?)

Y las azafatas? Me acuerdo de aquella azafata morena que venía en el vuelo desde Argentina a Holanda...Luis, hoy es una fiesta religiosa, así que tranquilito...

Ojala que me encuentre a mi mismo por allá.

Mañana voy a entrar a la máquina del tiempo, y me voy de vuelta al futuro. Cuál es la sociedad del futuro, una sociedad fría o cálida? Chile y Suecia, Cuál es cual?

Mañana viajo al tercer mundo. Que increíble esto de que tengo que cruzar dos mundos para poder llegar a mi país. Y yo el perla que tengo la sensación de que voy a la vuelta de la esquina. Es que a través de mi fantasía he viajado tan lejos, que ir a Chile me parece algo tan normal y cercano que no merece ningún pensamiento extra.

Pero la verdad es que estoy metido en un problema de percepción. Es que trata de entender, la muerte me vino a visitar. Entró a esta casa, pescó de las mechas a mi esposa, me la robó, se la llevo no sé a dónde y yo me he quedado aquí con unos escalofríos que me han durado ya tres meses. Qué lugar puede estar lejos cuando te piñizca la muerte?

A Israel. Sí, a Israel quería ir hace unas semanas atrás de vacaciones, y así poder evitar por completo el tener que meterme a esta máquina del tiempo que me llevará a porrazos a la realidad a la que pertenezco. A la realidad donde hay pobres, donde hay necesidades, donde no se puede decir lo que a uno se le ocurra. Jerusalén o Santiago?

Sí, me hubiera gustado haberme hecho, de un momento para otro, judío. Libre al fin de la mediocridad de los chilenos!!! Viva Israel!!! Viva el pueblo judío!

Sí, lo sé, y no tienes necesidad de decírmelo. Sí, sí sé que soy un chileno. Pero...Puedo al menos una vez en mi vida preguntar cuándo yo elegí ser chileno?

Ya estoy camino al aeropuerto, y tengo mis pensamientos pegados con la idea de la pobreza. Que estoy a punto de bajar a la realidad.

De lo absurdo que es el tener que gastarse unos 10 minutos leyendo la lista de ingredientes del tarro de sardinas, buscando si cumple o no con las normas de calidad de los países ricos.

Que absurda parece esta imagen ahora que viajo a un país, el país en que nací, mi país, donde existen por lo menos 5 millones de personas que se tragarían en unos segundos este rico tarro de sardinas y sin ocurrírseles jamás de que tienen que preguntar si tiene o no las normas de calidad de Europa.

La confirmación de que es verdad que existe un tercer mundo.

Terror. Terrorífico. Qué siente un pobre cuando se da cuenta de que sus hijos pueden morir o enfermar gravemente por la falta de alimentos? ...." No señores, hay que combatir el terrorismo con toda la fuerza del Estado. Tenemos que ser capaces de invertir grandes sumas de dinero para erradicar de raíz este mal”. De qué terrorismo están hablando?

Un niño destruido. Cuántos soldados hay en las calles en busca de los responsables de que este acto barbárico sucediera?

" Pero estamos en Chile, que se le va a hacer? Aquí siempre ha sido así, Chile es Chile. Pastelero a tus pasteles". A veces creo que esta frase está en el himno nacional, porque es increíble lo fiel que son todos con ella.

Pero... Y quién me resucita al muerto? La pobreza, la riqueza. Chile. Suecia.

Me da miedo el volverme a sentir culpable por las hamburguesas tan ricas que me he comido tantas veces al caminar por las calles de Estocolmo, en esos precisos momentos en que me ponga a conversar con un niñito pobre de San Antonio.


Estará todavía el Eliseo Salazar en esos programas tan llenos de profundidad filosófica y existencial...?

La verdad es que hace bien ir a Chile. Siempre es bienvenido el volver a la realidad.

Pero quién se hace responsable del niño que se murió de hambre?

Estoy que estallo ya. En 20 minutos más vamos a aterrizar en Rio de Janeiro. Estoy desesperado por salir a caminar al aeropuerto.

Voy ahora en una típica cabina de europeos, nadie habla con nadie. Aunque les miro la cara y les veo lo aburrido que están.

Me dieron ganas ahora de poder volverme a re-encontrar con todas las palabras tan mías que son mi más querido secreto, aquellas palabras que viven en mis Diarios de Vida.

Pronto, cerca de 2 o 3 horas estaré en Chile, y siento ahora otra vez la necesidad de tomar contacto con ese Luis que sólo yo puedo conocer, esa alma secreta y real que se esconde detrás de cada uno de nosotros.

En estos momentos quiero decir algunas palabras de agradecimiento y con mucho cariño a mi Diario de Vida...

Discurso De Agradecimiento A Mi Diario De Vida Volando Sobre Buenos Aires

Gracias amigo del alma porque estuviste a mi lado en aquellos momentos en que más te necesite. Estaría volando en los aires, tal vez cerca de Patricia, por ese infierno en vivo y en colores y en pantalla gigante y en primera fila que fue la muerte de Patricia.

Me gustaría ser escultor, mi querido amigo Diario de Vida, y construirte en el centro de San Antonio un enorme símbolo dedicado a tu existencia como fuente de inspiración y consuelo. Hay una imagen de ti que habla de que sólo eres un asunto para los niños, y para esas adolescentes llenas de dramas tipo Romeo y Julieta en sus cortos años. Esta imagen ha menospreciado el mayor valor que tú tienes para el desarrollo de los seres humanos, y de la humanidad en general.

Pero yo estoy lleno confianza de que, así como estoy seguro de que algún día resucitaran todos los poetas olvidados y se les hará un desfile y con honores militares más encima, algún día se te reconocerá de la forma más publica mi querido amigo de que has sido tú la verdadera madre y padre espiritual de miles y miles de grandes hombres y mujeres en la historia.

Que ha sido en ti donde aquellas almas hambrientas y sedientas de amor, de dios, de conocimiento pudieron divisar esa luz maravillosa, en el medio de la más profunda oscuridad aterrorizante, de aquel faro que les devolvía la ilusión y la esperanza detrás del túnel.

Es que no se te puede valorar en dinero, y por aquí es donde está el problema contigo mi querido amigo Diario de Vida. Tú sabes amigo de que hoy la mente humana después de tanta contaminación y soberbia cada vez piensa menos. Si es cierto, y no te rías porque no es broma, es cierto esto de que hoy la capacidad de pensar del ser humano está en su más grave punto de amenaza de extinción. Entonces así parece obvio y casi natural de que una pelota de futbol sea millones de veces más importante que un Diario de Vida. Pero...Te acuerdas de esa canción que escuchábamos a veces cuando estábamos conversando, esa de Silvio Rodríguez..." El tiempo está a favor de los pequeños".

Bueno, el tiempo está a favor de nosotros mi querido amigo. Porque hemos entendido como lo hizo también el Principito de que en una sola flor podemos encontrar la existencia entera.

Quiero que sepas mi querido Diario de Vida de que voy a estar por siempre agradecido de ti por toda la fuerza, la visión, el consuelo, el amor, la confianza de que siempre hay una esperanza y todo lo demás que tu sabes muy bien, que tú me distes en aquellos momentos en que la muerte me empezó a pellizcar.

VIVAN TODOS LOS DIARIOS DE VIDA QUE SE HAN ESCRITO DESDE QUE EL MUNDO ES MUNDO Y EL SER HUMANO SER HUMANO!!!


Parece que pronto estaremos en el aeropuerto de Buenos Aires. Qué estarán haciendo los argentinos a esta hora? Cuántos divorcios se estarán gestionando en las cortes? Cuántos locos habrá en estos momentos haya abajo que se creen Maradona y se estarán jurando a sí mismos de que les va a ir a ellos exactamente como le fue al Che gordito ese, y de pelo teñido más encima ( así lo vi ayer en las noticias) ?


Y Carlitos Menem ?...Te imaginas que de repente se vuelva comunista ?...." Querido pueblo argentino, les habla su presidente, El Carlitos. Desde ahora en adelante olvídense de todo lo que les dije antes. Todo eso del capitalismo, de las privatizaciones, del comercio exterior y todas las otras guevadas...Olvídense. Declaro desde este momento estrictamente prohibido el siquiera pensar en lo que yo antes juraba de guata.

COMUNISMO se llama el paquete desde ahora. Hay que ser pioneros, innovadores, y anticiparse a las tendencias globales, la CNN está diciendo de que el comunismo viene de vuelta en Rusia. Bueno, seamos más pillos nosotros y hagamos al tiro una Republica Comunista Argentina. "

Se imaginan que esto llegara a pasar? Quién sabe? Capaz que Lafourcade le escribiría el tremendo libro en honor al Carlitos.

4 días que estoy ya en Chile y tengo unas ganas terribles de irme a Suecia. Sólo me quedo aquí por mi querida hija. Quiero estar con ella todo este mes y medio que voy a estar aquí. Quiero darle a mi hija todo aquello que yo no pude tener de mi padre: Amor y palabras.

Tengo que reconocer que me he puesto a mirar en menos a todos y a todo. Me he acordado todo el tiempo de la biblioteca de mi comuna en Suecia, Salem. Se me hace muy, muy difícil el poder aceptar de que no hay ninguna biblioteca en esta ciudad en que estoy ahora, San Antonio. Cerca de 18 millones de pesos se van a gastar en pocos días más para la llegada del año nuevo...Pero... Por qué no construyen una excelente biblioteca en pleno centro de San Antonio con un octavo de la plata que van a tirar al aire en unos días más?

La verdad es que no le recomiendo a nadie si dentro de sus metas esta el amar profundamente a Chile, el irse a meter a Europa y sobre todo el dejarse empapar por la alta cultura de los países escandinavos. Si quieres amar a Chile, no salgas de América latina. Porque aquí encontraras siempre lo mismo. Y en la comparación es probable que Chile salga bien parado.

Pero si te vas a meter a uno de esos países de Europa donde realmente se vive una alta cultura, se te van al diablo todos tus proyectos de querer a Chile.


Es que ya no me puede gustar nada que no plantee la dimensión universal de cada ser humano. Y es por esto de que si yo fuera vietnamita o francés o japonés me estaría quejando de la misma forma de cada uno de estos países. Me la juego por el único grupo real al que pertenezco: La Raza Humana.

Todos los otros grupos son sólo una ilusión que no sirven para nada. Y Chile es un país que estimula mucho la creación de todos estos grupos que tratan de inventar diferencias artificiales. Pero la verdad es que ya me canse de esto de sólo concentrarme en el hablar mal de Chile. Porque todo el tiempo me llama la atención el que los escritores de diferentes países les hacen las mismas críticas a cada uno de sus países. Pero yo no quiero caer en esto, y me pongo a hacer estas mismas críticas que por tanto tiempo le he hecho a Chile y a los chilenos, ahora las hare a nivel global y planetario.

Es que el tema de fondo sigue siendo el que jamás podre estar o sentirme satisfecho en un mundo en que el ser humano no sea el centro, sino algo muy... muy marginal.

Estoy de vuelta.

Estoy en el baño del aeropuerto de Ámsterdam lavándome las manos y mojándome el pelo. Me siento bien. Estoy de vuelta. Pero de vuelta a dónde? A mi país, a mi casa, a mi mundo, a mi ser...?

A dónde estoy de vuelta?

Fue un viaje donde comprendí que mi mundo ya no es Chile. Mi mundo es el mundo. Mi casa, mi cuerpo. Mi ser, mi conciencia.

Había una vez un hombre en unas tierras muy lejanas que soñaba con viajar...