Make your own free website on Tripod.com

CONCIENCIA

NUEVOS CUENTOS
Home
DESDE LEJOS
EL ARTE DE EXISTIR
CONCIENCIA
ASIA: EL CONTINENTE DE LA INSPIRACION
NACIENDO
SERES HUMANOS
DIARIO DE POLITICA MUNDIAL
CUENTOS DE UN CAMINANTE
NUEVOS CUENTOS
PENSAMIENTOS


Nuevos Cuentos


Cuento 1-

Un Cuento Que No Fue

Lo vi ahí sentado en su escritorio, era una de esas típicas tardes de sábado en que sentía que eran los momentos sagrados que se dedicaban al cultivo de sus mundos intelectuales...después de la típica semana en que todo se encontraba en un estado constante de agitación - tumulto - caos y a veces desesperación en todo lo que constituía este teatro humano de hacer diferentes cosas absurdas cada día con el fin de poder sobrevivir.

Que algo había pasado en el planeta, algo había sucedido que ahora hacia posible el que la mentes de algunos de sus habitantes ya tenían la capacidad de abarcar y comprender las diferentes tradiciones de pensamiento filosófico que habían sido creadas a lo largo de la historia de esto tan extraño que llaman "la raza humana".

Mientras disfrutaba de una de sus bebidas favoritas y de una buena música...que ya era demasiado provinciano el sólo dominar una tradición filosófica de algún determinado continente y hacer como que ninguna de las demás hubieran existido...No, ya era el tiempo en que la filosofía había que verla como un intento de reflexión que el planeta como tal, en su conjunto, efectuaba en busca de lo de siempre...a través de la auto-comprensión esta la promesa de la libertad y el desarrollo.

Y el planeta necesitaba filosofía, pero necesitaba de la buena, de aquella rebelde que no aceptaba ninguna enfermedad nacionalista o provinciana (que es lo mismo) se le pusiera por el camino y perturbara la luz profunda y poderosa que anunciaba que el cambio era algo posible - real y además, una obligación moral de todo aquel que bebiera de las aguas profundas del océano llamado Filosofía.

Pero a la vez me di cuenta que había algo extraño que estaba perturbando a mi amigo en sus deseos de escribir libros profundos, y ojala muchos. Era una suerte de que todavía no superaba...no, superar no es la palabra adecuada en lo que estaba sucediendo...lograr un balance, estar en un acuerdo...esto suena mejor.

Aún no lograba estar en un acuerdo con la conciencia que ahora tenia de que era in-evitable que un día él también iba a morir y todo se convertiría en polvo. Y por aquí aparecía la imagen que le preguntaba..."...si vas a morir tu también...qué sentido tiene entonces el que te sientes ahí y trates de escribir todos esos libros que te has propuesto...cuando en el fondo tu sabes que lo más probable es que al final de cuentas nadie o con suerte muy poca gente los va a leer??

Qué hacer en estos momentos en que la espada del sin sentido cae con un peso enorme sobre los hombros que mantenían las ilusiones del crear y el vivir?

No, ya no era posible el negar la cara trágica de la vida...el sin sentido de la vida ya no aceptaba un segundo más que se lo siguiera negando.

Cómo poder seguir adelante...seguir creando sabiendo que todo es un absurdo??

Será posible acaso que el absurdo de la vida personal no sea absurdo al mirarlo desde otra perspectiva?

Será acaso que la falta de sentido de la vida personal tiene un sentido muy fuerte??

Escribir cuentos...contar historias...juntarlas y hacer un libro...y así ganarse la etiqueta de escritor...y para qué todo esto???...Qué sentido tiene escribir cuentos...???...A quién le interesan...???...para qué gastar la tinta de los pobres lápices...???

No sé...estoy consciente que todo esto no tiene sentido...pero a la vez sé que en otros planos es terriblemente importante lo que mi amigo está tratando de hacer al escribir estos cuentos...

Es curioso...pero bastó que escribiera estos pensamientos donde se mezclan en un fuerte conflicto el sin sentido de la vida y las ganas de crear y toda la ilusión de sentido que hay ahí...tiró afuera esto y sintió otra vez esas alegrías tan ricas que mucho tiempo antes había sentido cuando eran aquellos tiempos en que literalmente la vida y la muerte se habían agarrado a combos y no estaban dispuestas a parar hasta que una de las dos muriera...eran tiempos de crisis en que la vida tenía que ganarle como sea a la muerte...

En esos momentos extremos la creatividad cuando venía a visitarlo le traía unas sensaciones de alegría...alegrías poderosas que le decían en el oído que siguiera luchando...la fuerza estaba de su lado...pero tenía que tener el coraje de seguir adelante con todo.

Salió casi corriendo en busca de su bebida favorita...era un regalo para celebrar que habían vuelto las diosas que lo hacían escribir...sí, es cierto, estas diosas tienen la muy mala costumbre de aparecerse sólo cuando se está trabajando...

No me acuerdo como empezó este cuento...sí,...era la idea de una filosofía del mundo...es que estaba tan cansado de tener que escuchar toda esa basura de las filosofías provincianas y que no logran darse cuenta que son brotes de luz de una conciencia mayor que está presente a lo largo de todo el planeta.

Quería escribir un cuento para así iniciar una serie de cuentos cortos donde pudiera darle plena expresión a mis ideas y a mis impulsos de creatividad.

Y en este primer cuento quería contar una historia...pero me doy cuenta que mis ideas se han ido para otro lado...pero siento que hay mucho de valor en todo esto de confesar todos los fantasma que se mueven por dentro cuando nos sentamos a escribir...porque en el fondo lo que importa no es el cuento con todas las diferentes historias y acontecimientos raros...no, todo eso no es más que una excusa con la cual se busca comunicar ideas y vivencias que están dando vuelta en niveles muy profundos de la conciencia...

Son llamas de energía que tienen que salir adelante...expresarse y así contribuir al proceso que constituye la vida.

Los cuentos eran instrumentos con los cuales se contaban los arboles...el problema estaba en que en estos tiempos donde la reina se llama Superficialidad, los instrumentos se han apoderado de la tarea mayor que había que hacer...se han olvidado los trabajadores que la tarea mayor era nacer.


Cuento 2-

Un Nuevo Planeta:



Yo trabajaba en un lugar donde todos creían que todavía estábamos viviendo en la Europa del año 1439...como les puedes explicar que ahora al llegar a tu casa puedes ver tv de más de 30 países diferentes...

No, yo estaba condenado a tener que seguir jugando como si yo no supiera nada de los tiempos actuales. Había que respetarles el mundo tan estrechos que tenían dentro de sus cabezas...era un mundo tan pequeño...corto...donde expresiones como provincialismo eran demasiado grandes para estos habitantes que vivían ahí en ese lugar de trabajo que por el momento tengo el placer de no tener que visitar...hasta el lunes me durara esta alegría grande mi alma...después volverá la misma lucha de siempre...

..."hola como estas??...que estás leyendo ahora...?...es una biografía de Arafat...me gusta mucho...es que siento algo que no te puedo expresar así en forma directa...hay algo místico que me ha atraído siempre en la figura de Arafat...es cierto, quizás no tenga nada que ver con la realidad pero no puedo y tampoco quiero negar toda esta sensación fuerte que me atrae hacia esta figura histórica.

...pero ayer te vi que estabas leyendo otra cosa muy diferente a esto...ya lo leíste entero ese libro??...

...no, leo en forma anárquica...me encanta romper todas las reglas del cómo se tiene que leer en forma correcta..."

...diálogos como este eran típicos en los corredores de ese trabajo tan amado...y me llamaba siempre la atención el que los tenía con una persona que yo sentía respeto porque siempre la veía que estaba leyendo el diario...y me imagina que dentro de sus cabeza habían otras cosas y no solo comentarios sobre las tiendas de muebles o los problemas que tenían con sus hombres en sus casas...tenía la esperanza de que en esa cabeza había al menos algo que se podía llamar pensamiento...

Pero bastaban muy pocos momentos para que me entrara una fuerte sensación de desilusión...no, el leer no producía almas rebeldes si eso era lo que estabas esperando...no, no mi amigo...estas muy equivocado si crees que por el simple hecho de leer la prensa del día te encontraras con almas revolucionarias...no, mi amigo, estas muy equivocado.

La veía leer en la sala donde el personal tomaba sus cafés y hablaban mal de todos los otros que no estaban presentes ahí...pero me parecía que las palabras de esos artículos pasaban de largo por su cabeza...se volvía mas represiva después de leer...y esto me traía las viejas sospechas de como el leer a veces y quizás en muchas ocasiones sirve mas para reprimir a los espíritus en vez de ayudarles a liberarse y relajarse...

No, hay amigos de los dictadores que son muy bien educados...dictadores de civil que la única diferencia que tienen con los peores dictadores militares es precisamente eso de comprarse ropa en tiendas...llámalas comunes y corrientes...

No, no creo en que la intelectualidad o la inteligencia te vaya a servir para convertirte en un mejor ser humano...son valores que están metidos por ahí en el fondo del estomago los que van a determinar en qué es lo que crees una vez que has terminado de leer esos artículos ahí en la sala de personal...

...a qué hora terminas hoy??

...a las 4,30...cuando llegaban esos momentos en que yo quedaba en libertad era como que en esos preciosos momentos comenzaba mi verdadera vida. Todo lo demás que yo había vivido durante ese día era como una gran mentira publica que me veía obligado a cometer, era el famoso impuesto por estar vivo.

Había que trabajar aunque todo tu ser detestara lo que estabas haciendo ahí. Soportar mentes mediocres que te hacían sentir a cada momento que en tu caso particular sólo habían dos alternativas para explicar todo lo extraño que eras...o eras un esquizofrénico o venias de otro planeta muy lejano y diferente a este.

Caminaba rumbo a tomar el metro que me llevaría a los laberintos de mi castillo donde por fin mis sueños - fantasmas y espíritus podían vivir en libertad y ser tal como ellos siempre han querido ser.

Estoy pensando que a lo mejor esos locos de la historia tenían toda la razón cuando soñaban con quemar todos los libros y todo aquello que pudiera guardar información y la "cultura" de los tiempos ya idos...es que no me puedes negar la sensación tan rica que se siente al pensar en que podríamos empezar todo de nuevo...te imaginas...nada de obstáculos y extrañas ideas del pasado o esas cadenas que llaman "la buena educación" y lo "correcto"...te imaginas...empezar todo de nuevo...seres humanos dueños de sí mismos...desarrollados...felices con sus vidas...


3- En algún lugar del mundo

Te vi, estabas ahí. Pero no eras tu, esto que te contare fue un sueño. Ibas cerca, muy cerca de la frontera de algún país del mundo. Y yo estaba sentado en algún rincón de otro lugar del mundo. Veía en una pantalla como tu tren se deslizaba porfiadamente, fijó, obsesionado con su lugar de destino. Ese tren era como tu, fuerte, como diciendo...mejor no se pongan en mi camino porque no respondo de las consecuencias.

Estábamos en dos lugares del mundo, muy distantes, pero tan cerca que parecía que sentía tu respiración.

Me imaginaba como se deslizaban ante tus ojos esos paisajes preciosos...creo que te vi saltando del tren y corriendo te sumergiste en la profundidad de ese bosque que tanto te fascino. Me preocupe porque sabía que de ese bosque no te podría sacar nunca más. Veía desde el lugar lejano del mundo en que yo estaba como tu alma se salió de tu cuerpo y se puso a correr mucho más rápido que ti. Incluso escuche cosas como..."por favor, apúrate, no te das cuenta que estamos en territorio mágico. Este bosque puede desaparecer de nuestra percepción en cualquier momento. Vivo en ti todo el tiempo, déjame ahora correr y sentir la libertad por estos senderos verdes y maravillosos."

Así se expresaba tu alma mientras trataba de correr más rápido que los pensamientos, es como que a tu alma le dio un ataque de éxtasis y no podía controlar la sensación de libertad que le produjo el bosque desde la ventana de tu tren. Se tiró por la ventana no importándole mucho en realidad si tu la seguirías o no. Ya era tiempo de soltar todo, largarse a correr, ser por fin. Volver para poder ser. Volver para poder nacer.

Te vi desde el lugar del mundo en que yo estaba como te quedaste asombrados al ver como tu alma se sumergía en ese lago precioso sin importarle nada. El agua estaba helad idioma pero a tu alma le daba lo mismo. Parecía que entre me fría más viva se sentía. Te vi con tu carita llena de asombro sin saber que decir o pensar. Y también vi ese pensamiento que cruzo con velocidad máxima pie frente de ti..."Podré contarle a alguien esto que me esta pasando ? Existirá alguien que piedra entender esta experiencia que estoy viviendo ahora ?"

Te vi desde el lugar del mundo en que yo estaba como llamabas y también gritabas a tu alma que tenían que volver al tren, que pronto ya no podrían subir otra vez y quedarían ahí votadas en medio del bosque y ese lago. Y ahí tu alma se puso a reír..."Y cual es el otro lema ? Tu sur,ore me has dicho que te gustaría vivir por aquí, en un lugar como este donde realidad y fantasía no se puedan separar, cual es entonces el oro lema de perder el tren ?"

Y tu no tenías nada que decir. Te sentiste dividida, mejor dicho partida en dos, literalmente. Querías quedarte ahí. Pero sabías que no podías. Que hacer ? Como dejar una parte de ti ahí y vivir en paz por la eternidad y que la otra mitad se subiera al tren y siguiera su viaje claro y concreto hacia esa ciudad donde te esperaban otras realidades ? Como partirse en dos y no sentir dolor ? Es posible ?

Te acuerdas d ese sendero que tanto te fascino desde la ventana del tren ? Ahí se encontró tu alma con su amiga, si, ahí estaba cuando ya no la podías ver y sentiste que la habías perdido. No, sólo fue que al doblar esa cueva del sendero la llamo en voz muy baja una amiga de tu alma que desde hace muchos años que estaba viviendo ahí en ese bosque. Tu alma se sorprendió tanto que quedo como sin habla, no podía sacar sonido de la alegría que sintió al ver a su amiga tan querida y recordada. Otra alma que se había aburrido de todo y se había ido a esconder al bosque.

Yo desde el lugar del mundo en que estaba viendo todo esto no sabía que hacer. Vi tu carita de preocupación y quería comunicarme contigo y contarte lo que tu alma y su amiga estaban haciendo, quería contarte de la felicidad que estaban viviendo en esos momentos. Pero sentí que rompería la magia de ese momento para tu alma. Me quede en silencio sólo viendo todo por esa pantalla en mi escritorio que estaba en algún lugar del mundo.

Escuche cada cosa historia en esos pocos minutos que tu alma y su amiga conversaban. Que prisa tenían por decirse tantas cosas que a veces nadie se escuchaba...eran tantas historias que tenían guardadas, sobretodo historias de como era dejar de vivir en el cuerpo de los humanos y retornar a su hogar, el bosque. A veces decían unas cosas de los humanos, que mejor ni te lo cuento a esta hora del día. Se reían de nosotros, les daba tanta risa todos esos cuentos que nosotros repetimos sobre nuestra inteligencia y superioridad, esas cosas las hacían estallar en risa..."como pueden ser tan estúpidos estos humanos, pobrecitos de ellos, no tienen idea lo que hablan." Esta frase la escuche en pocos minutos mas de 5 veces, debe ser la favorita de tu alma y de su amiga.

Y desde el rincón del mundo en que yo estaba te vi tan cerca, tan cerca, movía un dedo y te besaba. Pero tu no me veías, no podrías haber creído que en esos momentos en que esperabas a tu alma yo estaba ahí justo a tu lado. Te sentía tu espiración, sentía que podía tomarla.

D pronto algo paso y te fuiste. Sin esperar nada más estabas otra ves sentada en ese tren mágico. Parecía que volaba por su camino. Era como entrar a una cápsula del tiempo. Todo era tan rápido.

Y tu alma se quedo ahí en el bosque, si, justo ahí al lado de ese sendero que te fascino tanto. Tranquila, la estoy viendo ahora desde este lugar del mundo en que estoy. Tranquila. Ella está bien. Esta linda, linda igual que tu.

Y el tren mágico seguía, más porfiado que nunca rumbo a su destino. Trenes y almas que se encontraron en un bosque y sendero mágico.

Y ahí desperté. Con la misma promesa de siempre, no tomare tanto café en las noches, veo cosas mágicas al dormir. Te vi, estabas ahí.